MOHOLY-NAGY. En búsqueda de la técnica adecuada.


“El arte es el afilador de los sentidos, agudiza la vista, la mente y las sensaciones… pues sensibiliza al hombre en lo mejor que es inminente en él a través de una expresión intensificadora que implica muchas capas de experiencia”.
László Moholy-Nagy

Para László Moholy-Nagy con la invención de la fotografía, se destruyeron todos los cánones del arte tradicional de representación, incluso desde la decadencia en la pintura naturalista, se trataron de descubrir leyes y cualidades esenciales del color, restándole incluso importancia a la representación como tal y reduciendo a simples métodos de trabajo todos los “ismos artísticos”, todo ello con la única finalidad de lograr descubrir mediante la destrucción del ismo anterior nuevas experiencias, es decir, un enriquecimiento a través de la expresión óptica.
 


Es por ello que el uso de la luz por medio de la cámara fotográfica, las investigaciones, experimentos, teorías de luz y color, señalaban hacia un futuro incierto en cuanto al alcance de su magnitud, para poder determinar la eficacia de lo que él llama una obra de arte óptica.

Señala en su artículo que aunque los conocimientos sobre la luz, la luminosidad, la oscuridad, el color y la armonía sientan las bases esenciales de la expresión óptica aún son limitados, puesto que en su origen fue para satisfacer las necesidades del arte tradicional, haciéndolas obsoletas al confrontarlas con el uso de la cámara, preguntas como la ¿qué es el color?, ¿qué es luminosidad y oscuridad?, valores de luz, el color y la forma, es decir… la experiencia práctica quedaba prácticamente fuera de la practicidad del medio.


Desde siempre ha existido la preocupación del artista por no convertir su arte en algo quieto, mecanizado, evitando hacer notar el elemento “artificial” en su obra, pues su potencia inventiva es lo único que determina el carácter de su obra, como un resultado de la intuición del presente luego, tendencia en el futuro.

Al sentirse el artista superado por los logros tecnológicos, se trató de recuperar la capacidad para una experiencia espontánea del color por medios intelectuales, produciendo sin dificultad técnica, objetos de diseño racional. Pero se enfatizó mas en aspectos intelectuales sobre los elementos de expresión óptica dejando dichas características artísticas de lado, entonces fue necesario normalizar un mismo idioma de expresión óptica antes que los artistas elevaran esos conocimientos a nivel de arte, es así que dichos avances deben ser utilizados para el desarrollo de la óptica, hasta hace muy poco los requisitos técnicos y mecánicos del arte dentro del arte, se desestimaban porque se consideraba el uso manual o toque personal como la esencia del arte; era como si la ley de la norma reemplazara la habilidad manual, pero para Moholy-Nagy esto no era un impedimento, sino al contrario pues él al predecir los logros formales del posible futuro, determinó que la formalidad de la obra de arte no sería valiosa únicamente por el talento sino por la intensidad y conocimiento del uso de medios.
Cabe destacar que Moholy-Nagy plantea ocho variedades de la visión óptica los cuales son:
1. La visión abstracta,
2. La visión exacta,
3. La visión rápida,
4. La visión lenta,
5. La visión intensificada (microfotografía) 
    o fotografía infrarroja,
6. La visión penetrante (rayos X),
7. La visión simultánea y
8. La visión distorsionada.
Todas estas interpretaciones han estado influenciadas por conceptos filosófico-estéticos contenidos en la pintura, pero para Moholy-Nagy, es a través de la fotografía en la que el nivel de representación artística puede ser partícipe también del concepto: espacio-tiempo.
De todo ello Moholy Nagy lleva estas premisas hacia otras técnicas artísticas como son la fotoplástica y la fotografía creativa con cámara donde experimenta el juego ilusorio del espacio en el soporte fotográfico.  para ello se vale de la utilizaciones de elementos tales como las texturas, las estructuras geométricas  visualizadas desde ángulos extremos como los picados, contrapicados, distorsiones, escorzos, efectos de sombras, contrastes tonales, ampliación, microfotografías, etc. 
Esos efectos son producto de la utilización de sistemas de lentes, espejos cóncavos y convexos y las estereofotografias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario