DIALECTICA ENTRE DOS CONCEPCIONES ESTÉTICAS DE LA FOTOGRAFÍA (El Camino a la Vanguardia)



Desde fines del siglo XIX hasta la primera Guerra Mundial es el periodo en  el que se suscita el Pictorialismo, este basado en la premisa de que una fotografía puede ser juzgada con los mismos patrones con que se juzga cualquier otro tipo de imágenes, ya sean pinturas, dibujos y grabados; para éste la fotografía es el medio y el arte es el fin. Por otra parte el purismo tiene sus orígenes en el siglo XVIII de la crítica del alemán Gottfried Lessing, seguida en el siglo XX por Amédée Ozenfant y Le Corbusier, el primero pintor cubista y por otra parte el gran arquitecto suizo, quienes conjuntamente escribirían el libro Después del cubismo con énfasis en sus teorías puristas; esta concepción esta basada en la premisa de que la fotografía tiene un cierto carácter intrínseco y que el valor de esta depende directamente en la fidelidad de su carácter, así mismo la fotografía la consideran como un fin y medio, mostrándose alejados en su acercamiento al arte.

Ambos términos como dice Fontcuberta son equívocos o históricamente emplazados, que tipifican tendencias y etiquetan autores, fue así que surge la división entre una teoría y otra para entender las manifestaciones fotográficas a las que los teóricos enfatizaban, todo ocasionado por la valoración de la imagen entre el “arte y el no arte”.

El pictorialismo era traducido como un ícono gráfico, plástico o creativo visual y no refería al acercamiento con la pintura, a pesar de contar con sus bases estéticas. Lo cual se traducía en 1855 en la exposición de Franz Hanfstaengl en París donde se mostraban las primeras obras con retoque, indignando a los puristas quienes se mostraban inconformes con esta aplicación que no la necesitaba la imagen, de la misma manera vendrían discusiones entre los retratistas fotógrafos y pintores opinando que la fotografía era sólo de naturaleza mecánica y no producían arte; más tarde vendrían los fotomontajes , exposiciones con un pensamiento estético similar al pictórico, etc. Toda una discusión entre los verdaderos valores de cada disciplina, y que ninguno quería compartirlos.

Más tardé algunos pictorialistas se retractarían de su influencia pictórica y expresando que no era fotografía pura, tal es el caso de Peter Henry Emerson; mientras que otros creaban un segundo aire para esta teoría como George Davidson que impactado por los impresionistas profesaría técnicas afines en la imagen. Pero no fue hasta 1902 que Alfred Stieglitz crearía el grupo Photo-Secession  con motivo de una muestra organizada en el National Arts Club de Nueva York, tratando de dignificar la profesión y otorgarle el lugar que merecía la fotografía en el arte moderno, él era un hombre que buscaba la verdad y defendía la “profesión”, además de tener neutralidad entre los pictorialistas y puristas como él; fue así que este personaje marcó otra directriz, seguida por Sadakichi Hartmann, crítico y poeta, quien escribiría ensayos sobre Stieglitz enfatizando que la fotografía debía ser vista como tal, en vez de ser juzgada por las pautas formales de otras artes; palabras que repercutirían y fundamentaban los años venideros.

Fue así que el debate entre estas aportaciones teóricas, marcaban diferentes puntos de vista y expresiones en la imagen, lo cual fundamentaba el proceso para llegar a una teórica con mayor madurez, herencia del pictorialismo y el purismo. Esa nueva visión la iniciaría László Moholy-Nagy, fotógrafo y pintor húngaro quien teorizó la fotografía desde su llegada en la Escuela Alemana de La Bauhaus, éste recibiría como herencia del pictorialismo una actitud reservada a la aceptación del medio y la voluntad de investigación, lo cual definiría el nuevo camino o desafío de entender la fotografía, fiel a su naturaleza pero con ideales a futuro, abriéndole la puerta a las vanguardias.

“la fotografía constituía, en esencia, un sistema perceptivo distinto al humano y por tanto con una capacidad todavía no explotada para proporcionarnos nuevas experiencias del mundo. Para proporcionar una nueva visión, una manera distinta y original de ver las cosas de cara a una función estética auxiliar de la ciencia”.  Moholy-Nagy


Fuente: “Estética Fotográfica, selección de textos”, Joan Fontcuberta

No hay comentarios:

Publicar un comentario