Esteticismo y clasicismo en la obra fotográfica de Rulfo.



Los estudios en la fotografía de Rulfo han estado centrados mayoritariamente en los aspectos temáticos, con fuertes alusiones a la relación que, desde esta perspectiva, es posible establecer con su obra literaria. En efecto, cualquier lector de Rulfo que conozca sus fotos encontrará evidentes identidades que pueden resumirse en el tema de la “mexicanidad”: esas imágenes, obtenidas la mayor parte hace más de medio siglo, son testimonio de un mundo rural que, paradójicamente, puede resultar ajeno e íntimo a la vez para el espectador actual. Ajeno, porque esas imágenes campesinas se corresponden con un mundo ya desaparecido. Íntimo, porque Rulfo ha sabido captar la esencia profunda de un México rural y secular (al igual que lo hace en su obra literaria) cuyo sentido de pertenencia trasciende los avatares temporales.
Lo de Rulfo es un mundo geográfica y temporalmente bien delimitado que, sin necesidad de ser despojado de su referencialidad, permite encontrar elementos esenciales de valor universal. Y a pesar de las notables diferencias temáticas que existen entre ambas actividades, hay un núcleo sustancial en las fotografías de Rulfo que el espectador no dudara en interpretar en clave de mexicanidad.
El esteticismo se aprecia a primera vista en buen número de fotografías paisajísticas, en las que la belleza del lugar o los aspectos singulares no dejan lugar a dudas de la búsqueda de un resultado estético.
El planteamiento “artístico” es habitual en Rulfo, y son escasas sus imágenes solo “documentales”, tendencia apreciable en otros fotógrafos. Por ejemplo, la conocida fotografía de Manuel Álvarez Bravo, “Obrero en huelga asesinado”, impacta por el valor documental que tiene, ajena por su propio contenido violento a cualquier consideración estética. En ese sentido, también puede considerarse un rasgo clasicista frente a las innovaciones que Rulfo pudo observar en  Álvarez Bravo (seguidas por algunos discípulos). Rulfo, desde luego, se sitúa en el plano opuesto a las modernas tomas antirrealistas, fruto de una elaboración de estudio, en las que se remarca como elemento decisivo del posible valor artístico el propio acto fotográfico.



En V. Jiménez, A. Vital, J. Zepeda, Tríptico para Juan Rulfo: poesía, fotografía, crítica, Congreso del Estado de Jalisco-Editorial RM-Fundación Juan Rulfo-Universidad Iberoamericana­Universidad Autónoma de AAguascalientes­Universidad de Colima­Universidad Nacional Autónoma de México/Facultad de Filosofía y Letras­Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial, México, 2006, Pag. 260, 264, 270


No hay comentarios:

Publicar un comentario