JORGE RIBALTA. Fotografía en la posmodernidad.


En el texto de Jorge Ribalta sobre debates sobre fotografía  menciona que ya para la mitad de los setentas se estaban concretando elementos en los que la práctica fotográfica y su historia cuestionarían el formalismo como autonomía artística moderna. Es entonces que a mediados de los setentas se funda la revista October en Nueva York promoviendo una nueva crítica sobre el arte moderno, pues reuniría a críticos, historiadores de la fotografía, y algunos iniciados en la teoría y docencia sobre la misma, esto proliferó en los años siguientes en EUA, Canadá e Inglaterra.
Estos momentos históricos producirían lo que se conocería como actividad fotográfica posmoderna que a pesar de tener particularidades mantienen vínculos estéticos y políticos con el concepto de vanguardia histórica, ya en los setentas se propondría el término de neo-vanguardia para dar cuenta de las nuevas prácticas radicales vanguardistas dirigidas hacia una institución de arte culto, lo curioso es que a pesar de que EUA había conseguido algo parecido a un “arte institucional” es precisamente el arte moderno que se resiste a su institucionalización, representado por happenings, el lenguaje pop, el arte psicodélico o el teatro alternativo, propuestas estilísticas que se esforzaban por reconquistar el espíritu de oposición que alimentaba al arte moderno.
Ribalta plantea las condiciones que generaron el que se diera estas nuevas manifestaciones vanguardistas llamadas de neo-vanguardia que después sería reconocido como posmodernidad, la primera condición es que hubo un sentido político, pues el arte moderno ya se había institucionalizado, es así que nace un espíritu de oposición que se había asentado en el arte moderno.
Una segunda condición tiene que ver con el contexto geopolítico, pues los artistas y críticos de los sesentas buscaban combatir la toma de posturas políticas, y tratar de combatir los efectos del neoliberalismo. Esta oposición puede entenderse como una continuación del pensamiento político de izquierda, lo cual lleva a la tercera condición que es la de las fuentes teóricas, puestas en los textos de Marx y el grupo de la Escuela de Frankfurt así como también la enorme influencia de las fuentes estéticas y filosóficas de Walter Benjamin, pues en lo que concierne a lo fotográfico, hace pensar que la fotografía posee como punto de partida nuevas teorizaciones que se producen en ese momento del tiempo, como la pérdida del aura, el impacto de la reproducción masiva en el estatuto de la obra de arte, la teoría de alegoría y la poética del fragmento. Una cuarta condición  es la referente a la crítica al canon del arte moderno y que corresponde a la modernidad después de la II Guerra Mundial, iniciada en Nueva York, donde como argumentos plantea la autonomía de las disciplinas artísticas, de acuerdo a sus técnicas, su pureza y autenticidad respecto al material, su singularidad y originalidad, es decir se busca la canonización del trabajo fotográfico en fotógrafos como Stieglitz, Evans, Weston, Strand y Adams, es así que se recupera un rasgo vanguardista, que es la voluntad de restaurar el vínculo entre práctica artística de las bellas artes y la instrumentalidad de los medios de comunicación adecuados para cuestionar el formalismo moderno. El punto de partida lo dio el rechazo a lo que se conocía como straight photography (fotografía directa), pues aparecen diversas combinaciones de imagen-texto, diferentes formas de secuencias o serie de fuentes un ejemplo claro es el trabajo de Cindy Sherman, Sherry Levine, Barbara Kruger derivadas todas ellas del montaje vanguardista convertido en fotografía posmoderna por excelencia, donde encontramos metodologías de puesta en escena combinadas con criterios documentales.
Ribalta reconoce que la fotografía fue el medio artístico central para la actividad posmoderna, pues podría plantearse que el debate posmoderno fue un debate sobre la teorización de lo fotográfico. Esta sugerencia de vehículo posmoderno idóneo representaba una serie de paradojas: que debe confrontar su masividad en la cultura de masas, su utilización en la publicidad, revistas incluso en el álbum familiar es decir su uso común y por último su contradicción formal como obra de arte autónoma, pero con su llegada a la escena artística en Nueva York en los setentas respaldó a los artistas conceptuales y del performance cuyo trabajo efímero quedó plasmado como documento artístico. Reconocimiento que se produjo cuando el mercado artístico necesitaba nuevos estímulos pues carecía de un nuevo estilo artístico, los precios exorbitantes que tenían las obras de arte tradicional, el debilitamiento de los críticos modernos y la incertidumbre de las galerías comerciales contribuyeron a dirigir la atención hacia la fotografía como forma artística.
Uno de los aspectos mas banalizados en los años ochenta y que generó un estilo posmoderno fue el de la fotografía escenificada o construida, donde los métodos de escenificación fueron adoptados por los artistas posmodernos mas directamente opuestos al canon de la fotografía directa, esto trajo como consecuencia a renovar la antigua corriente conocida como pictorialismo que ya había quedado en el olvido, recordando que fue este el primer intento de legitimización de la fotografía en las bellas artes en los siglos XIX al XX a través de una imitación de la pintura académica mediante procedimientos de foto-pigmentación. Otra característica de los años ochenta es la aparición generalizada del uso de grandes formatos rompiendo con ello el patrón de la copia pequeña o de cuadro fotográfico, dando cabida a una fotografía mas identificable con la fotografía escenificada o construida.
Es con todo lo anterior que Ribalta concluye que la fotografía posmoderna es una categoría ambigua porque dentro de ella se encuentran practicas opuestas y además no queda claro su rompimiento con la fotografía moderna, indisociable del mercado del arte, características que ponen a discusión el problema de la imagen fotográfica como representación legítima de alta cultura. 

Fotografias: Cindy Sherman.

1 comentario:

  1. Interesante artículo, pero quien es el autor (a)y en qué año?. Sólo aparece quien lo publicó. Gracias.

    ResponderEliminar