APROPIACIÓN Y REINTERPRETACIÓN DE MORIMURA


Yasumasa Morimura nacido en Osaka en 1951, su trabajo consiste en la apropiación y reinterpretación de obras maestras de la historia del arte, así como personajes históricos occidentales. Él adopta identidades occidentales para hacer una crítica a la influencia que ha tenido sobre japón desde la segunda Guerra mundial y que sigue acrecentándose.
Morimura al igual juega con significados artísticos y de género, además de abordar temas como la identidad nacional, los valores, la jerarquización y la contraposición entre el pasado y la posmodernidad.

“El Arte es basicamente entretenimiento”, dice Morimura, expresandose en la escena internacional desde hace casi 15 años, gracias a su serie denominada: “Historia del arte”, trabajo asisitido por computadora, en el que reconstruye obras de los grandes artistas occidentales, contando con su imágen dentro de ellas.

Esta superestrella del japón, como se le ha calificado, se expresa a través de un Kitsch japonés en el que la tecnología está inscrita. Uno de sus trabajos más recientes es la apropiación de imágenes de artistas de Hollywood, con el cual se posicionó en los mejores museos del mundo.

“Yo no hago mi pintura en un lienzo”, comenta Yasumasa, asumiendose como modelo de otro personaje, destacando en sus imágenes una obra hasta cierto punto divertida e irónica, en el que su rostro es punto clave en su trabajo, ya que a partir de el crea su propia pintura, como él explica. Así mismo explora su propia identidad detrás de la lente, y gráficos de una evolución con sus personajes.

Morimura fue probablemente influenciado por el Noh y el Kabuki, el teatro clásico en Japón; debido a que los actores masculinos llevaban máscaras muy sutiles para retratar a los personajes femeninos. Las máscaras respondían al menor movimiento del talentoso actor con la emoción intensa. De esta misma manera, Morimura crea una máscara de maquillaje y sus configuraciones elaboradas enteras. Él tiene el poder de un actor de kabuki para poder asumir la personalidad de la estrella femenina sin la herramienta convencional de la película en movimiento.

Morimura afirma que a lo largo de su carrera, ha adquirido 300 caras diferentes o caracteres. Se trata de un proceso de renunciar a la individualidad y del yo, y la liberación de la identidad de la otra, en una nueva esfera de la interpretación, al igual que el arte pop de Andy Warhol. Tiene muchos artistas favoritos occidentales que se especializaban en los autoretratos, como lo es Rembrandt Van Rijn.



Sin duda este artista japonés es uno de los más importantes representantes contemporáneos de la fotografía escenificada, con un Apropiacionismo muy personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario