EN TORNO A LA ESTÉTICA DEL FOTOPERIODISMO. Jo Spence.


En el texto de Jo Spence se menciona que estamos como sociedad muy acostumbrados a las imágenes, pues en el oficio del fotógrafo se realizan múltiples imágenes  que aparecen en periódicos, revistas e incluso en vallas publicitarias, desempeñando sin darnos cuenta un papel importante en nuestras vidas con sus mensajes, directos u ocultos, pues contribuyen en nosotros a dar forma a nuestros conceptos sobre lo real y normal, ayudándonos a configurar la imagen que tenemos  de nosotros mismos, así como nuestras expectativas y fantasías.

La televisión, el cine y todos los medios visuales comparten la misma ideología, por esta razón es importante examinar el contexto del que proceden estas imágenes y quienes las producen.

Spence reconoce como contextos a las escuelas de fotografía que profesionalizan al oficio de fotógrafo, luego la industria y los centros de gobiernos apoyan  el mercado laboral y el fotógrafo freelance, que inicia su propio negocio creándose así una fotografía comercial competitiva, al servicio de la sociedad consumista contemporánea pues los fotógrafos tienen que mejorar sus técnicas y el contenido de sus imágenes, haciéndolo mas estereotipado, mas moderno, mas semi-pornográfico y mas obtuso.  La fotografía comercial compite cada vez mas en ser mas realista desde el punto de vista social, pues hay un mayor número de imágenes violentas, salvo en contadas ocasiones este tipo de fotoperiodismo casi nunca adopta una visión social o política seria sino que es mas vouyerista y superficial.


Pues es una realidad que a los fotoperiodistas cada ves mas los contratan principalmente periódicos y revistas sensacionalistas, que provocan en nosotros  un tipo mas de mercancía sin mensaje o fondo.





Pero existen grupos de fotógrafos que trabajan para organizaciones benéficas, en los que emplean técnicas sutiles para captar nuestra atención y que a través de agencias de publicidad se desarrolla un mensaje en la que se nos “vende” la historia de los mas desfavorecidos socialmente.
Ejemplos de ello son grupos como Report y Alternate News Service, donde las imágenes que suministran muestran solidaridad entre la gente, a diferencia de la prensa de masas que representa en cambio las lucha del individuo.  Otros también que buscan documentar la vida en barrios y condiciones de desigualdad social son los grupos colectivos que planifican y toman decisiones que condicionan de alguna manera nuestras formas de ver el mundo.

Esta clase de trabajo se utiliza fuera de las galerías, se expone en las calles, en  lugares públicos o educativos como el reflejo de realidades y acontecimientos.
Algunos fotógrafos se han acercado a revistas y libros alternativos cuya temática es amplia, desde el activismo comunitario hasta obras que presentan dimensiones políticas profundas. Cabe hacer notar que dentro de este activismo comunitario, se ha utilizado a la fotografía como herramienta, pues han conseguido becas o fondos para montar unidades fotográficas dentro de las comunidad, barrio o proyectos. Donde inician con equipo sencillo y poco a poco manejan equipo mas sofisticado.

Estos fotógrafos comunitarios animan a la gente a que se fotografíe mutuamente, es decir a la familia y a sus amigos, es así que pueden descubrir un modo mas positivo de relacionarse consigo mismos y con los demás.

El objetivo de este tipo de fotografía es alcanzar un grado de autonomía tal que se pueda expresar con mayor fluidez, para así desmitificar los medios de comunicación y que su relación con ellos sea balanceada. Aunque tiene sus desventajas como el problema de conseguir esos fondos y becas o el convivir por un tiempo con la gente del barrio para poder fotografiarlos de manera natural y con confianza, pero una vez alcanzado el objetivo el fotógrafo se hace de un renombre donde puede ya hacerse de clientes, introducirse en el mercado profesional y su trabajo pertenecer a colecciones particulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario