La Fotografía a través del Grupo de Klein


Rosalind Krauss expresa el poder que ha tenido la escultura y su evolución o ruptura con la modernidad al llamado posmodernismo, creando un cambio en nuestra experiencia, la autentificación de la obra y la multiplicidad de categorías expuestas. Expresaría aquella ruptura estructural cuyos valores combinatorios son explorados: paisaje-no paisaje, arquitectura-no arquitectura, y de este modo centrarse la actividad en lo que es la experiencia fotográfica, como señalamiento de expresión, así la imagen formaría parte del registro de una exploración escultórica, una representación gráfica de la realidad en un determinado espacio.

Es así que se auxilia del “Grupo de Klein” para explorar la lógica del espacio, como el paisaje y la arquitectura, y al igual la reflexión histórica y narrativa de la fotografía. De esta forma se puede utilizar este cuadro estructuralista que se ocupa de trazar un mapa de operaciones en el seno de las ciencias humanas. Una operación binaria que refleja la oposición original y el despliegue de la misma.

En cuanto a la escultura y la fotografía como registro se encuentran referentes como Robert Smithson y aquella intervención del paisaje natural a otro artificial y efímero, aludiéndonos al no paisaje; de la misma manera la obra de Christo registrada por la cámara, que referencia la arquitectura en un entorno como ícono visual y la no arquitectura expresada con la obra cubierta, diferenciando la ausencia física y la ausencia sensorial.
Al igual podemos mencionar a George Baker quien expresa otra relación binaria expresada por la narrativa y el estasis, para relacionar la fotografía con tintes de una nueva construcción de la imagen.

Para esta relación podemos mencionar a Cindy Sherman quien se utiliza como vehículo para narrar cuestiones sobre el papel y representación femenina y artística; que expresa el estasis y no estasis del encuentro de respuestas y cuestionamientos ante la autenticidad y ambigüedad de la imagen, una confusión al espectador para descubrir la naturaleza de la obra.

James Coleman sería el referente entre narrativa y no narrativa, un artista que construye visualmente y a la vez cuestiona la forma en que percibimos la realidad y la ficción; es un hacedor de preguntas, quien nos involucra a ver, revisar y descubrir su verdadera narrativa, aunque niega tener voluntad narrativa, sino crear múltiples perspectivas.

Es así que a través de este sistema relacional podemos descubrir el camino de la representación y a la vez podemos crearlo, porque toda fotografía es construcción a diferentes escales, conceptos y estructuras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario