LA REPRESENTACIÓN POSMODERNA

Abigail Solomon Godeau gran teórica fotográfica, señala que la fotografía posmoderna comienza a existir como reacción a la autoreferencia estética del fotógrafo moderno. Además cita que desde el discurso fotográfico se puede teorizar el posmodernismo. Pero este señalamiento se realiza no desde la fotografía artística sino a raíz de la producción global de imágenes que es instrumental en la producción del significado, ideología y deseo.

Solomon Godeau expresa en su texto "imágenes convencionales", un ejemplo claro de sus teorías a la artista Laurie Simmons, cuya obra tiene que ver con las convenciones de la representación, en que la imágen es entendida como recipiente y no como una superficie poseída por un aura. 

Uno de sus temas son las convenciones de la miniaturización encarnadas por la casa de muñecas, evocando el sueño, el mito y la memoria, aunque concretamente puede avocar a la mujer que tuvo una niña dentro, además esa resonancia cultural como arquetipo y la fascinación de la miniatura.

Uno de los puntos importantes de la obra es que las asociaciones que despiertan estas imágenes y en realidad todas sus imágenes, derivan de imágenes que ya hemos visto. Mientras que la mayor parte de la fotografía artística presupone que el fotógrafo captura lo que cualquiera habría visto de haber tenido la paciencia, la sensibilidad  el ojo necesarios; esto revela lo que podría existir en la imagen de la cámara.

Simmons parte de la noción apriorística de cualquier imagen y cualquier acto de capturar imágenes que se han visto; que el significado nunca reside en la propia imagen, sino en el contexto de su presentación y en la lectura que hace de ella el espectador y que la autoría fotográfica está vacía de significado en un entorno saturado de imágenes.

Entre otros artistas actuales que emplean un tanto el significado de imágen de Simmons, se encuentran: Lori Nix quien emplea modelos en miniatura cuya temática es el desastre y Mariel Clayton quien descubrió el mundo de los objetos en miniatura en una tienda de juguetes en Tokyo, ahora adoptándolos en su estructura fotográfica, aunados a temas como la violencia, el mundo brutal y el sexo; mostrando un lado oscuro de la sociedad occidental.






No hay comentarios:

Publicar un comentario