ROBERT & SHANA PARKEHARRISON


Matrimonio Americano que inicia en el medio combinando la fotografía con la superposición de negativos, preocupándose por el medio ambiente y la manera en que la gente lo altera; sus imágenes intentaban reflejar como será la naturaleza si no lo conservamos adecuadamente, así mismo expresarían ese sentimiento de búsqueda y de sueños que desea convertir en realidad el hombre; asistían a un deseo surrealista construyendo escenarios apocalípticos y composiciones sui generis.

Más adelante en su trabajo introducirían el color, explorando y experimentando con objetos, posiciones y movimientos, es toda una construcción de escenas muy bien pensadas. Después de un comienzo en el cuarto oscuro ahora se valen también de la cámara digital, pero junto con la analógica, fusionando las imágenes, que algunas veces intervienen finalmente con trazos pictóricos. Son verdaderos artistas de la ficción que han avanzado con el tiempo y se posicionan en el mundo contemporáneo como agentes de una realidad particular.

El paisaje, el hombre, los objetos, generan atmósferas venidas de un cuento o un sueño que esta ahí para convertirlo en realidad, donde las imágenes de los hechos un tanto fortuitos son tratados para el correspondiente congelamiento de los momentos vividos en el subconsciente.

Esta pareja de artistas han sabido seguir con su deseo y forma de hacer fotografía, sus imágenes van de la mano con el tiempo y la contemporaneidad, poseen mentes que no tienen descanso, puesto que la imaginación no reposa.

Su modo de representar la realidad invita a la reflexión de nuestros propios actos y si estos no los realizamos, también ellos los plasman. Su mundo es complejo y constructivo, fusionando diversas disciplinas como la escultura, instalación, pintura, teatro, logrados documentar por su cámara que sirve como artefacto que atrapa lo insólito e imaginario.
Estas dos mentes creativas seguro están dentro de los referentes de la fotografía contemporánea, logrando transportarnos de un pasado a un presente, y ejemplificando el poder de la fotografía, llámese real, directa, artística, estética; sus imágenes son un todo, es un eclecticismo de ideas finamente ejecutadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario