La foto documental... orgánica?

La fotografía, compañera constante. Señala Michel Fritzot (1) que comprende una diversificación y variedad creciente de usos: retratos de estudio, documentos fotográficos, y muchas otras “aplicaciones”. “Una fotografía” es invariablemente un elemento representativo del sistema que constituye “la fotografía”; en cambio “la fotografía” se refiere a un sistema expansivo, en evolución constante, y que se presenta bajo formas icónicas muy diversas, pero todas son fotografías.
En la distinción entre cultura de la fotografía y cultura inducida por la fotografía, vale reivindicar a la fotografía documental que se transforma en proyecto artístico, en proyecto de vida. La fotografía en una situación espacial y temporal particular, que evoca algo “real” que el observador sabe que existió en un momento y en un lugar determinados.
La imagen fotográfica, irremediablemente fechada por el momento de su ocurrencia, es inseparable de su época (del aquí y ahora), a la que obedece con minucia. Una fotografía es el punto en el que coincide todo aquello que la hace posible en ese preciso instante (las presencias acumuladas) y le otorga esa naturaleza documental. (Idem)
Cuando la documentación por medio de la fotografía es fijación cotidiana que cuenta con el fiel dispositivo móvil, pueden entonces, suceder ideas, proyectos, imaginarios. Puede suceder Orgánica, mapeando la naturaleza urbana.


 











Esta serie de imágenes tiene su referente en la documentación dirigida de entornos y objetos encontrados en espacios públicos diversos, de las ciudades de Puebla y el DF, de cara al armado de un discurso visual entre meditativo y post-crítico acerca de la cultura verde. Partiendo de políticas creativas que articulan las tácticas del peatón, iluminado con las estrategias del fotógrafo instrumental que se vale de la cámara como una herramienta artístico-documental que es medio y fin a la vez, Roberto Rugerio involucra la exploración urbana lúcida con una actitud de registro fotográfico objetivista –tomado del modo de documentación del neoconceptualismo-. Todo ello  en busca de recopilar atmósferas en donde se imbriquen indiscerniblemente, integren con armonía o coexistan en tensión, los elementos naturales presentes en la polis y los dispositivos de la civilización que aluden a la naturaleza.(3)

Percepción Lo que miramos, olemos, escuchamos, sentimos y probamos nos da referencia y credibilidad de los acontecimientos, que nos permiten tener acceso a la verdad a partir de la comprobación de los hechos. Percibimos el mundo a partir de una construcción cultural que se ve reforzada con juicios de verdad. Sin embargo, nuestra percepción es presa de trampas y simulacros por parte de la industria  la tecnología que ponen en tela de juicio el sentido de lo real y lo verdadero. (4)

1)       Frizot, Michel. El imaginario fotográfico. Serie Ve, México, 2009.
2)       Idem
3)       Erik Castillo, presentación de la exposición “Orgánica, mapeando la naturaleza urbana”, México, abril 2010.
4)       Rugerio G., Roberto. Orgánica, mapeando la naturaleza urbana. CNCA/SC Puebla, México, 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario