Convirtiéndose en Alice Springs

Nacida como June Browne, mejor conocida como Alice Springs y casada con Helmut Newton.  Su carrera fotográfica comienza debido a un “accidente feliz”: París, 1970, Helmut Newton cae enfermo de una fuertísima gripe y no puede realizar unas fotos para una campaña de cigarrillos francesa; June le pide que le enseñe  “los básicos” para manejar su cámara, y es ella quien se presenta en la sesión en lugar de su marido.
June tomará el seudónimo de Alice Springs en honor a  un manantial que corre por su natal Australia, algunos aseveran que eligió usar un seudónimo para que no se le relacionara con Newton (aunque llegaron a trabajar juntos en diversos proyectos). Los más fieros críticos de su trabajo no perciben diferencia alguna entre la fotografía de Spring y la de Helmut Newton,  descalificando por completo su obra; sus defensores opinan que ella le imprime una mirada femenina a las fotografías, su lente es más sutil que el de su esposo,  sus objetivos se sienten más cómodos frente a su cámara,  por lo cual hay un fluir más natural que en las de Newton.
Lo cierto es que la influencia de Newton sobre Browne es innegable y viceversa, hay momentos en que no se distingue el trabajo de uno del otro, no porque sean idénticos, más bien se trata de un diálogo que han establecido entre ambos, una poética que han creado a través de la iluminación, montaje, selección de tomas y un erotismo infinito.
Retrato de June Brunell

Foto publicitaria para el Salón David

Autorretrato de Alice Springs

No hay comentarios:

Publicar un comentario