El entusiasmo de Stieglitz; la Galería 291 como espacio de exhibición


A principios del siglo XX, en 1902, el fotógrafo Alfred Stieglitz organizó la American Pictorial Photography Arranged by the ‘Photo-Secessions’, conjunto de obras fotográficas que pretendían ser exhibidas. Stieglitz quería mostrarle al público que la fotografía también podía llegar a ser considerada una de las bellas artes, como ya lo eran, por ejemplo, la pintura y la escultura. Uno de sus amigos y seguidores, el también fotógrafo, pintor y curador Edward Steichen, lo convenció de rentar un estudio que se ubicaba en el número 291 de la Quinta Avenida de Nueva York. Entusiasmado con la idea, en 1905 abrió por primera vez el recinto con el nombre The Little Galleries of the Photo-Secession, que posteriormente se convertiría, simple y sencillamente, en Gallery 291.

Fig 01. Alfred Stieglitz, Autorretrato, 1907.


Tres años después de su apertura, la Galería 291 albergo la obra de artistas europeos como Picasso, Cezanne, Matisse, Rodin, entre otros. Stieglitz y Steichen mostraban por primera vez la obra de los grandes artistas de la época, y también habían ya superado la eterna discusión sobre la fotografía como manifestación artística, para ellos no había ninguna duda: la fotografía era la más reciente de las artes, y podía convivir sin ningún problema con el resto de las disciplinas artísticas. Por su parte, y poniendo en práctica su labor como curador, Steichen exhibió la obra de Stieglitz en Europa, logrando así que, por ejemplo, Gertrude Stein se interesara en enviar más obras al espacio administrado por Stieglitz.

Fig 02. Exhibición de Picasso y Braque en la Galería 291.


Entre las exhibiciones organizadas por Stieglitz y Steichen, destacan las de 1913: primero la del artista norteamericano John Marin, seguida por una de fotografía del propio Stieglitz, así como el trabajo de Francis Picabia. Las tres propuestas tenían en común el tema de la ciudad, así, en un lapso de tres meses los espectadores podían ver y conocer los contrastes generados entre europeos y americanos respecto a un mismo lugar: Nueva York.
Al año siguiente, se incorporó como colaborador el caricaturista mexicano Marius de Zayas, quien mediante sus propuestas generó que la Galería 291 fuera reconocida, entre 1914 y 1917, como un espacio dedicado a la experimentación y exhibición de arte moderno. En estos años se montaron exposiciones de Brancusi, Picasso y Braque, así como esculturas africanas. También se unió el crítico de arte Agnes Ernst Meyer, y fundaron la publicación 291.

Fig 03. John Marin, Lower Manhattan.


La Galería 291 también exhibió la obra de artistas norteamericanos: Marsden Hartley, Arthur Dove, John Marin, Paul Strand, y por supuesto Georgia O’Keeffe (esposa de Stieglitz). El espacio se dedico a brindar apoyo a estos jóvenes artistas hasta la clausura de la galería, ocurrida en 1917 debido a la Primera Guerra Mundial. Fue hasta 1921, cuando Stieglitz volvió a organizar una exposición de sus fotografías en un espacio que le rentó su amigo Mitchell Kennerley, propietario de las Anderson Galleries.

No hay comentarios:

Publicar un comentario