Henry Fox-Talbot revivido por Hiroshi Sugimoto

Hiroshi Sugimoto es un fotógrafo japonés conocido por sus complejas técnicas de uso de luz, usa una cámara de largo formato y largos tiempos de exposición. su trabajo está estrechamente relacionado con la duración, la luz y la fragilidad. Es reconocido en el medio fotográfico, fue ganador en el 2001 del Hasselblad pize, ha trabajado para firmas como Balenciaga e Yves St-Laurent. Pero lo que me provoca a escribir sobre él no es precisamente su trabajo, sino su trabajo sobre el trabajo de alguien más.

Desde hace varios años, Sugimoto, ha estado coleccionando negativos de Henry Fox Talbot. Según el fotógrafo japonés, Talbot siempre había deseado dibujar, pero frustrado por su falta de talento en esta actividad, comenzó a buscar la forma de crear una "máquina para dibujar", en un paseo por el Lago de Como en 1833, se dio cuenta de cómo la exposición al sol marcaba su piel y pensó que sería posible que esta misma luz marcara algún material fotosensible. Al principio sólo transmitía la forma de alguna planta a un papel fotosensible, pero después empezó a experimentar el mismo proceso, ahora añadiendo la participación de la camera obscura. Sus primeros experimentos todos eran negativos, de siluetas, borrosas, transferidas gracias a la luz en papel. Con estos negativos, Sugimoto lo que hace es crear el positivo de estas imágenes, que fueron creadas mucho antes que los positivos existieran. Está revelando fotos que Talbot nunca llegó a ver. Es conocido que este proceso de positivar un negativo tan antiguo es peligros, pues es material muy frágil. El fotógrafo está consciente de esto, él toma este riesgo con el deseo de conocer los orígenes de la fotografía, de reconocer la potencia de la fragilidad, del paso del tiempo, de lo borroso, y las amplía, se define así mismo como un arqueólogo que está entrando a una tumba antigua.

Después de imprimir esta serie, Sugimoto la ha expuesto en varios recintos con el nombre "Photogenic Drawings", uno de estos es la Fraenkel Gallery en San Francisco. Aquí se podían apreciar varias de las impresiones de gran tamaño, considerando el tamaño original de las obras, uno puede llegar a sentir una atmósfera fantasmal, son imágenes borrosas, silenciosas, cargadas de nostalgia y de preguntas. ¿Quiénes son los personajes de las fotos? ¿Qué lugar es ése que aparece no claro en las imágenes?. Al crear el positivo, Sugimoto crea un puente, está como un explorador en una caverna y lanza una luz en un periodo de la historia de la fotografía, y cruza el puente de vuelta y las trae a nosotros, para que reconozcamos el poder de la historia, para que veamos aquéllas imágenes de Talbot nunca vio.






Visita http://www.sugimotohiroshi.com/ para leer sobre este y otros proyectos Hiroshi Sugimoto


No hay comentarios:

Publicar un comentario