Mariana Yampolski en el MAP


Aunque no lo parezca, la fotografía y el arte popular comparten mucho más de lo que se cree. Ambos son creados con un punto de vista único que aflora a través de juegos de líneas, texturas y colores, con el propósito de expresar el sentir del artista manifestando su interés, a veces con un recuerdo o con una vivencia que le dé forma a una comunión sensible con el espectador.

Este es el caso de Mariana Yampolsky, una artista que con sus fotografías, libros y grabados comparte el gran respeto y admiración que sentía por México. Viajando por toda la república, Mariana se interesaba por compartir todo lo que hace y siente la gente, dignificando sus actividades y quehaceres, mostrando facetas ignoradas o denunciando injusticias, a la par de promover tradiciones y transformar a la sociedad desde el arte. Ella propone en las ideas y las formas, como los artífices del arte popular.

Mariana tenía una visión muy particular del mundo. Le encantaba descubrir en cualquier recoveco algo valioso y coleccionarlo. Entendía el valor artístico de los productos de un individuo y de lo colectivo. Se dejaba atrapar por las maravillas del arte popular y las costumbres que lo acompañan. La riqueza de México y sus coloridos fueron los detalles que la asombraron dentro de su día a día. La curiosidad siempre destacó en la forma de ser de la fotógrafa. Elena Poniatowska da cuenta de su asombro por México y el talento que tenía para aislar los detalles que permitían apreciar la belleza de lo cotidiano: “¡Con qué emoción fijó para siempre sus juguetes populares, sus anafres y hamacas, sus comales, sus costumbres, sus fiestas y sus paisajes!”.

Desde los 19 años, Mariana decidió cambiar Chicago por México para unirse al Taller de Gráfica Popular 1944, en donde conoció a personalidades de la talla de Leopoldo Méndez, Alberto Beltrán, Pablo O’Higgins y Alfredo Zalce. En este grupo, existía el discurso revolucionario con la visión de rescatar la imagen del trabajador de cuello azul para promover ideas políticas, adoptando causas populares y buscando la reducción de la injusticia e intolerancia, exaltando al indígena y al trabajador común.

A diez años de su muerte, el Museo de Arte Popular (MAP) en colaboración con la Fundación Cultural Mariana Yampolsky, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Instituto Nacional de Bellas Artes, por medio de la Coordinación Nacional de Artes Plásticas, conmemoró a la fotógrafa con la exposición
Mariana Yampolsky. Mirada que cautiva la Mirada.







Fuente:
Estilo México, mayo 2012
Texto: Arturo Barrera Hernández
Estracto del artículo sección MAP

No hay comentarios:

Publicar un comentario