Los Hermanos Valleto y la Teatralidad en la Fotografía del siglo XIX.


Los hermanos Valleto (Guillermo , Ricardo y Julio) tuvieron un estudio abierto en la calle Plateros nº 14 de México. Se dedicaron especialmente al retrato. Sus retratos fueron tanto de las clases altas mexicanas como de los artistas y toreros españoles que visitaban esas tierras. Tuvieron una mención en 1876 en la Exposición de Bellas Artes

Los hermanos Julio, Guillermo y Ricardo Valleto abrieron su estudio fotográfico en 1865. En ese tiempo el poder político estaba en las manos del emperador Maximiliano de Habsburgo. Ellos nacen en los años 40, una fecha convulsa en la historia de ese país; viven la invasión norteamericana en 1847, la guerra entre liberales y conservadores, la guerra civil, la invasión francesa, todo el porfirismo con el que también al asomarse la revolución. La casa fotográfica permaneció abierta durante 50 años.


 La fotografía de estudio del siglo XIX tiene una poderosa carga teatral: telón, manejo de unificación virtual, objetos que forman parte de la representación, como son la pose de los personajes, el vestuario y un director de escena, que en este caso es el fotógrafo. Allí está el nexo. Los hermanos llevaron el arte escénico a la fotografía de manera muy exitosa aunque no hayan sido los únicos en haberla referenciado.



Tenían una relación próxima y cotidiana con el teatro lo cual se refleja en sus imágenes ya que fueron hijos de un actor español que vino a México en los años 30. Resulta sorprendente su llegada porque en esa época hay leyes para expulsar a los españoles. Y, es justamente extraño que, en ese periodo independista y antiespañol, en ese ambiente social, un hispano buscara vivir en el país.

En sus retratos emulaban a la pintura de retrato de gente influyente y adinerada; copiaban las representaciones pictóricas de las cortes con sus reyes y princesas, porque las burguesias buscaban imitar a la aristocracia europea y a sus códigos. Por ejemplo, una mujer de clase alta quería un retrato como la moda fotográfica dictaba desde París y eso lo podían hacer los hermanos Valleto y hasta mejor. "¿Se trata de copias?, ¿de colonialismo cultural? Desde luego que no. Es una forma de pertenecer a la Modernidad, de tener una adscripción a la vanguardia y de venderlos muy caros. Al grado que las imágenes no tenían señalado el precio".







Como es habitual en esta época se dispone a las personas delante de un gran telón de fondo, los vestidos nos indican que son gente acaudalada. Es una fotografía de gran encanto destacando las dos jóvenes bajo la sombrilla.



 El estilo fotográfico de los Valleto tuvo como influencias, además de sus raíces, las tendencias y el desarrollo tecnológico de la época. En cada imagen se destaca la postura en la cual eran retratados los personajes, con la que se dotaba de movimiento a la fotografía. Aunado a la vestimenta, la utilería y los fondos, se creaban escenas cotidianas como en una obra teatral o en una cinta filmada con el cinematógrafo Lumiére.

Su sello particular permitió trascender a la fotografía mexicana, logrando cautivar incluso espacios fuera de la nación. De esta forma los hermanos ganaron terreno en la clase alta y, a su vez, se convirtieron en parte de ella. Entre los modelos retratados destacan Porfirio Díaz y su Estado Mayor, Carlota y sus damas de la corte, Benito Juárez, Lerdo de Tejada e incluso figuran en la lista cuerpos de niños sin vida.



Fuentes:



http://photoblog.alonsorobisco.es/2011/12/fotografia-antigua-hermanos-valleto.html http://rancholasvoces.blogspot.mx/2007/08/fotografa-mxico-valleto-hermanos.html


libro Valleto Hermanos. Fotógrafos Mexicanos de entresiglos, escrito por Claudia Negrete Álvarez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario