¿Qué es un fantasma?

“¿Qué es un fantasma? Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor, quizá algo muerto que parece por momentos vivo aún, un sentimiento, suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en ámbar. Un fantasma, eso soy yo.”  Frase extraída de la película El espinazo del Diablo.
Día con día, momento a momento, segundo a segundo, caminamos entre fantasmas, ruinas si se prefiere, de eras pasadas,  de instantes que como denota el fantasmal protagonista de El Espinazo del Diablo, están condenados a repetirse. A veces silentes, se conforman con observar y ser observados en reciprocidad;  a veces reclaman contar su historia, el silencio no es suficiente.
Volver, es lo que buscan los fantasmas, tener una voz propia, transitar en el mundo de los vivos, sin el miedo de ser exorcizados y retornar al ámbar espectral del silencio. Y volver es lo que hacen precisamente en el film homónimo de Pedro Almodóvar.
Almodóvar nos transporta a La Mancha (el viento de La Mancha vuelve locos a sus habitantes), su tierra natal, para contarnos la historia de Raimunda, una mujer que lucha día a día con “los fantasmas de su pasado”, se rehúsa a oírles, no está en paz con ellos. Sin embargo, las terribles circunstancias de su presente la obligan a Volver  y éstos a su vez gustosos de no tener que seguir mudos, la acogen de vuelta y  ofrecen guiarle. La figura fantasmal la encontramos en el personaje que encarna Carmen Maura, Irene, la madre de Raimunda, quien supuestamente ha muerto en un incendio, pero su presencia aún es manifiesta en la vida de sus hijas. Irene se ha condenado a si misma a permanecer oculta, entre las sombras, haciéndola de una suerte espectador, deseando poder hacerse presente, caminar entre los vivos. Finalmente Irene logra volver a sus hijas: la muerta viviente y sus historias no resueltas, parecen tener la oportunidad de trascender en el mundo real, esta vez no solo a través de  alegorías y de la memoria de aquellos que la creían completamente muerta, sino que ahora cuenta con una evocación vivida ha adquirido una voz… se trata de una suerte de apropiación.
¿Y qué es la apropiación sino la evocación misma de fantasmas?  Asumir estos seres sobrenaturales caminan entre nosotros, asumirles como parte integral de la experiencia estética no solo como figuras estáticas ó  eventos trágicos condenados a repetirse, más bien como protagonistas, es precisamente el triunfo del arte contemporáneo.

A continuación algunos "stills" de Volver, un film de Pedro Almodóvar.
Penélope Cruz como "Raimunda"

Carmen Maura como "Irene"


Lola Dueñas y Yohana Cobo como "Sole" y "Paula" respectivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario