CONTRASTES DE INTERESES TEMÁTICOS:

En las Vanguardias artísticas se desarrollaban los intereses artísticos, constructivistas y  técnicos de la fotografía, pero también hubo algunos que les interesaban sus posturas y convicciones políticas y revolucionarias ante la época que estaban viviendo.

Uno de ellos era John Heartfiel (1891- 1968), que orientaron muchas de sus actividades artísticas hacia la comunicación visual para elevar la conciencia pública y promover el cambio social. Al finalizar la guerra, se unió al grupo Dadá, así como al Partido Comunista. A partir de este momento, el trabajo del artista alemán tendría una gran carga de denuncia política.

Como protesta contra el militarismo alemán y su ejército, empleó separaciones rígidas del fotomontaje como una potente arma de propaganda y realizó innovaciones en la preparación del arte mecánico para la impresión en offset. La República de Weimar y el creciente  partido nazi eran el blanco de sus ataques por medio de carteles, portadas de libros y revistas, ilustraciones políticas y caricaturas. Sus montajes son los más imperiosos en la historia técnica.


 Este cartel de propaganda antinazi, 1935, El titular, “Adolf, el Superhombre: traga oro y escupe hojalata”, se visualiza por un fotomontaje de rayos X de Hitler que muestra un esófago de monedas de oro
.
Después de que las tropas de asalto tomaron su estudio-departamento en 1933, Heartfield huyó a Praga, donde continuó su propaganda gráfica y envió por correo versiones de sus gráficas como tarjetas postales a los líderes nazis
.
En 1938 se enteró que estaba en una lista secreta de enemigos de los nazis y huyó a Londres. En 1950 se estableció en Leipzing, Alemania del Este y diseño escenografías y carteles de teatro. Antes de su muerte en 1968, produjo fotomontajes para protestar contra la guerra de Vietnam y hacer un llamado por la paz


 Cartel atacando a la prensa, 1930. Una cabeza surreal envuelta en periódico aparece sobre un titular: “Quienquiera que lea la prensa burguesa se convierte en sordo y ciego. ¡Aléjese de estos vendajes causantes de la estupidez!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario