Ansel Adams y el sistema de zonas

Ansel Adams fue uno de los más importantes exponentes del género paisajista en la fotografía. Nació en San Francisco, California, en 1902; radicar en este punto de Estados Unidos fue algo definitivo en su vida ya que pronto estableció un vínculo muy fuerte con la vida natural exterior a la ciudad. De joven realiza un paseo al Parque Nacional Yosemite para tomar fotos. El bello sistema montañoso, los pinos, las cascadas, todo lo que vio ahí le causó una profunda impresión, quedó fascinado por la naturaleza. A partir de entonces dedicaría buena parte de su vida a la fotografía y al activismo ambientalista.

En 1932 funda junto con Edward Weston e Imogen Cunningham el grupo f/64, nombre que hace referencia a la abertura del obturador para conseguir imágenes de gran nitidez y con énfasis en la profundidad de campo. Ellos habían sido muy influenciados por el pensamiento de Paul Strand respecto a la fotografía directa, es decir la captura de imágenes sin la manipulación de su contenido en el estudio.  
 


Adams se dedicó a registrar los ambientes naturales propios del territorio estadunidense. En sus fotografías encontramos majestuosos paisajes que expresan la admiración que el fotógrafo sentía por estos espacios no transformados por la mano del hombre. También fue un gran maestro de la técnica, escribió varios ensayos respecto al tema y las compañías Polaroid y Hasselblad lo consultaban con regularidad para orientación técnica. Sin duda su mayor aportación a la técnica fue el desarrollo del sistema de zonas, un método que en lo práctica, resulta muy semejante al empleado por Leonardo Da Vinci para hacer énfasis en los claroscuros de sus pinturas.

El sistema de zonas busca que el fotógrafo tenga el mayor control en la exposición de sus imágenes incluso en condiciones de iluminación difíciles. El ojo y el cerebro son capaces de distinguir variaciones tonales entre colores oscuros y luminosos, sin embargo la impresión fotográfica no tiene esa misma capacidad de registro, por lo que en ocasiones las fotos son planas sin contrastes en blancos y negros.





Adams con su sistema de zonas ayuda a precisar la obturación de la cámara al momento de tomar la foto. Se parte de una escala tonal de grises y la divide en segmentos que van del cero al nueve, siendo el cero el negro total y el nueve el primer gris que se distingue del blanco del papel; aplicando este sistema y con un dominio fotómetro y del comportamiento del papel fotográfico es posible obtener mayores rangos de tonos en las imágenes. Puede resultar un procedimiento exhaustivo, pero permite conseguir una gran fidelidad entre lo que el fotógrafo observa y lo que registra con su cámara.


Referencias:
www.anseladams.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario