Berenice Abbott, documentalismo científico



Originaria de Ohio, a los 22 años se traslada a Nueva York en donde incursiona en el teatro y la escultura. En 1921 viaja a París, en donde trabajará en el estudio de su amigo Man Ray,  es ahí en donde inicia su carrera como fotógrafa. Rescató  y catalogó fotografías y negativos de Descubre el trabajo de Atget, compra varias de sus fotografías y lo promueve entre sus amigos; después de la muerte del fotógrafo rescató y catalogó sus estampas y negativos.  En 1926 abre su propio estudio e inicia una etapa de continua investigación formal que plasma en una serie de retratos de muchos de los grandes intelectuales del París de entreguerras.

Regresa a Nueva York en 1929, una época en la que la ciudad se está transformando con la construcción de grandes rascacielos y puentes. Impresionada con esta metamorfosis,  se aboca a registrar la coexistencia de lo “viejo” y lo “nuevo”. De esta investigación surge lo que se convertirá en su trabajo más conocido: “Changing New York”.  Las mejores fotografías de esta serie revelan la magnitud de la ciudad en contraste con la pequeñez de la figura humana. 


 En 1939,  interesada por el vertiginoso avance de la ciencia,  inicia lo que se convertirá en su proyecto más ambicioso. Convencida de que el fenómeno científico era un tema válido para la expresión artística, empieza a capturar experimentos de la física. En 1958 es contratada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts para documentar a través de la fotografía, todo tipo de fenómenos científicos. Con el apoyo institucional y financiero del MIT, durante 22 años realizó miles de fotografías, y  diseñó y patentó equipo científico - entre éste, dos cámaras especiales -, y  adaptó las técnicas del fotograma que había aprendido con Man Ray para capturar ondas sobre papel fotográfico.

Antes de que la fotografía científica se volviera popular, Abbott encontró la manera de conjugar el rigor y la objetividad con la elegancia y la experimentación técnica.









 







No hay comentarios:

Publicar un comentario