Brassai y la noche en París

Durante la segunda mitad del siglo XIX, París fue el centro cultural más importante de Occidente, una gran diversidad de artistas fueron cautivados por este lugar moderno y cosmopolita. También fue la fijación de un joven húngaro de nombre Gyula Halász quien había conocido la ciudad por medio de los libros que su padre, un profesor de literatura francesa, le proveía.

Su interés por el arte lo llevó a estudiar dibujo, pintura y diseño en Budapest y en Berlín, en donde conoció la obra de Lázlo Moholy-Nagy y Vasili Kandinsky. Después, con la intención de dedicarse al periodismo, llega a París en 1924 para ya no regresar jamás a Hungría. El ambiente bohemio de París lo atrapaba y pronto entre su círculo de amistades se encuentran Jean-Paul Sartre, Picasso, Henry Miller, Jean Cocteau entre otros. Gyula Halász comienza a hacerse llamar Brassai, en honor a su ciudad natal y con ese nombre pasará a la posteridad.



Por su labor periodística Brassai pronto tiene la necesidad de hacerse de material gráfico, sin embargo siempre había renegado de la fotografía por considerarla una actividad que poco tenía que ver con el gran arte. En varias ocasiones le solicita el material fotográfico a Man Ray y a André Kertez, este último le sugiere que se haga de su propia cámara y tomé sus propias fotos: de manera imprevista comienza la carrera fotográfica de Brassai; al poco tiempo Henry Miller le llamará "El ojo viviente".

Entre algunos de sus trabajos se encuentra el libro Conversaciones con Picasso, que reune una serie de entrevistas con el artista español además de incluir retratos acompañados de sus esculturas. Pero sin duda su trabajo más celebre son sus fotografías de las calles de París reunidas en el libro Paris de nuit. Las atmósferas de la vida nocturna de la ciudad de las luces, con su neblina, sus calles, sus bares, es captada con maestría por el fotógrafo. Con un hábil manejo de la luz y retratando siempre a personajes marginales, Brassai logra imprimir a sus fotografías su mirada siempre fascinada ante lo que tiene frente a él.




Referencias:
1. Brassaï: Images of Culture and the Surrealist Observer

No hay comentarios:

Publicar un comentario