Fred Herzog

Como no sabía sobre qué escribir y siento feo que cada que le doy scroll down al blog veo sólo fotos en blanco y negro, me puse a pensar en algo con colores que me gustara y se me ocurrió hablar de la fotografía de Fred Herzog. Herzog nació en Stuttgart, Alemania en 1930, vivió los terrores de la guerra y quedó huérfano a los 10 años, en la adolescencia trabajó como marinero en barcos de carga y así fue como en 1952 llegó a Canadá, país importantísimo en su obra, al año siguiente se mudó a Vanocouver donde realizó la mayoría de su trabajo . Principalmente trabajaba con película diapositiva, Kodachrome (descontinuada en el 2009), en una época en la que la mayoría de los fotógrafos hacían cosas en blanco y negro (50's y 60's), este hecho le trajo cierto reconocimiento en el campo de la fotografía y a la fecha sigue siendo uno de los fotógrafos "canadienses" más importantes.

Conocí su obra por accidente en el 2009, en la galergía Equinox en Vancouver, ciudad en la que viví por algún tiempo y me conmovió muchísimo. En la fotografía de Herzog no veía romanticismo, ni belleza perfumada, sino situaciones más bien comunes de una ciudad nueva, de un puerto, unos colores ocres, un sentimiento de nostalgia por una ciudad y una época en la que no me tocó vivir pero alcancé a sentir. Curiosamente la mayoría de sus fotografías son en uno de los barrios más duros de la ciudad de Vancouver, el "Lower East Side" que tiene los índices más altos de consumo de heroína Canadá. En la época en la que Herzog hizo las fotos esto no sucedía aún, y para mí y las demás personas a las que les tocó vivir la situación actual del Lower East Side, es como mirar fotos de familiares fallecidos. Herzog tomó estas fotos como prediciendo una decaída brutal y al mismo tiempo tomando fotos de lo que miraba mientras caminaba, en sus propias palabras, "lo que seamos capaces de encontrar es mejor de lo que somos capaces de crear", haciendo alusión al hecho de que en su opinión, es mucho más bella una foto espontánea, natural, que una creada, para él "no es posible manufacturar contenido".

Él trabajó por mucho tiempo en puertos y en sus fotos encontramos aquella misma paleta de colores de los contenedores, las grúas y el azul profundo del mar industrial. De igual forma en sus fotografías se muestran muchos ejemplos de anuncios de neon, además de que tienen un poder nostálgico impresionante y le añaden a las noches una atmósfera distinta, para Herzog son ejemplos de una tecnología preciosa.

Este fotógrafo es un ejemplo de cómo a través de la fotografía, algunas personas son capaces de apropiarse de una ciudad en la que no nacieron y ser capaces de transmitirla a los demás a quienes tampoco pertenece.

Fred Herzog sigue trabajando en Canadá y recientemente se editó un libro que incluye gran parte de su trabajo. Haz click aquí si quieres ver más de su obra.












No hay comentarios:

Publicar un comentario