Manuel Álvarez Bravo, A Photographer on the Watch

El mundo imaginario de Manuel Álvarez Bravo, desconcertante a la vez que poético, es una gran aportación mexicana a la fotografía moderna. Fotografías en blanco y negro, y otras más experimentales a color y en Polaroid, además de filmes experimentales de la década de los sesenta se presentan en una muestra titulada Manuel Álvarez Bravo, A Photographer on the Watch, en el museo Jeu de Paume de París, del 16 de octubre de 2012 al 20 de enero de 2013. 

La muestra, que conmemora el 110 aniversario del nacimiento del fotógrafo y el décimo de su muerte, busca presentar a Álvarez Bravo como uno de los grandes fotógrafos modernos. La curaduría fue encargada a Laura González Flores, investigadora de la UNAM y a Gerardo Mosquera, crítico cubano, quienes presentan imágenes clásicas del fotógrafo, que conviven con otras no tan conocidas, mostrando aspectos como la fotografía constructiva y la voluntad abstracta.

La exposición destaca los distintos enfoques y temáticas exploradas por Álvarez Bravo, como el modernismo al estilo de Edward Weston, imágenes formalistas, pictorialistas, constructivistas y abstractas, hasta las más realistas. Se muestra al fotógrafo de figuras y objetos, de paisajes impecables y nítidos, de personas solitarias y silenciosas que con frecuencia aparecen dormidas o de espaldas. Muestra, en una frase, a Manuel Álvarez Bravo, el cazador de imágenes.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario