La Guerra, madre de las fotografías


Cuando Hermann Claasen se encaramó a lo alto de la torre de la catedral de Colonia para apuntar con su cámara sobre el puente Hohenzollern destruido, apareció ante él una imagen de absoluta desolación. El puente había volado en mil pedazos y sus enormes arcos yacían en el fondo del Rhin: Claasen tenía ante sí un desierto de ruinas de dimensiones inconmensurables.

La perspectiva como elemento de representación del espacio encontró en la fotografía su consolidación técnica; pero, al mismo tiempo, el carácter en apariencia obligatorio de este principio de representación del espacio se encontró de nuevo abolido por el hecho de que podía ser reproducido hasta el infinito. El espacio de la fotografía se revelaba ficticio, resultado de una mera construcción espacio virtual.





 Unos días antes que Claasen, cronista de la destrucción de Renania, dos fotógrafos habían subido también a lo alto de la torre de la catedral de Colonia. En la primavera de 1945, Lee Miller, reportero para la edición británica de Vogue, y Bourke-Whithe, redactora en jefe de Life, habían llegado hasta Colonia con la avanzada del noveno ejército norteamericano, y había fotografiado la situación de Alemania tras su derrota, con la objetividad de los periodistas profesionales y sin mostrar simpatía por los vencidos.





Al final de la Segunda Guerra Mundial, Margaret Bourke-White documentado la caída de Alemania en las fotografías, muchas de las cuales fueron publicadas en la revista Life o en su libro, "Querida Patria, descansar tranquilamente": Un informe sobre el colapso de "Hitler Mil años”





El puente que se ve en las fotografías, el de Hohenzollern, fue destruido por los propios alemanes que pretendían así evitar el avance de los aliados sobre la ciudad.
 


  En las memorias que escribió poco después, Bourke-White describió en términos plásticos la impresión que le provocó la visión de las ruinas a su alrededor: 


La aguja de la catedral de Colonia era un sitio fabuloso para sacar fotos. Tras el arduo asenso me faltaba el aliento cuando miré a través de una fisura de la mampostería. Pero tal vez hubiera tenido la misma sensación al ver a mis pies el curso del Rhin que salpicaba la frontera de la gran Alemania. El rio seguía siendo peligroso, con sus orillas atestadas de soldados alemanes, ocultos, al acecho, listos para matar. La guardia sobre el Rhin”

 Lo que diferencia a estas fotos tomadas desde lo alto de la catedral de Colonia de otras imágenes de guerra habituales no es el tema sino la perspectiva empleada en su creación, la perspectiva conocida en el lenguaje común como “a vista de pájaro”.




Imagen tomada el 2 de Mayo de 1945 en Berlín al término de la II Guerra Mundial por el fotógrafo ucraniano Yevgeni Khaldei (1917-1997). Representa el fin de la guerra y la victoria de las tropas soviéticas ante el ejército nazi, con la imagen de fondo de un Berlín arrasado por las bombas. Una de las fotos con más historia y con más anécdotas de la II Guerra Mundial. Esta foto tuvo posteriores retoques fotográficos, en concreto salieron a la luz dos versiones más de esta fotografía en la que se aprecian algunas diferencias respecto a la original.


                                         ACTUALIDAD

FUENTE:
 Arte del Siglo XX, Ruhrberg, Schneckenburger;Ed. OCEANO. 
http://womenshistory.about.com/od/margaretbourkewhite/ig/Margaret-Bourke-White/Broken-Bridge-1945.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario