Ofelia

Tal vez la muerte de Ofelia de Dinamarca, sea el acontecimiento más poético dentro del mundo del arte. La doncella caída que se desvanece lentamente pasando de un  melodioso  canto a una turbia muerte; aquella doncella errante, que repite en agonía: “Haber visto lo que yo vi, ver lo que veo”. Esa es Ofelia, la prometida del siempre indiferente y distante príncipe Hamlet.
Ofelia sigue muriendo una y otra vez, su tragedia parece no tener  fin;  es casi como Sísifo, quien está condenado a cargar una roca hasta la cima de  un peñasco interminable, Ofelia sigue persiguiendo las flores del lago, estirándose para que éstas no la desdeñen con cruel indiferencia, intenta perseguir la sombra de un deseo no consumado, sin embargo, el deseo la consume a ella, arrastrándola y finalmente ahogándola.  Muere la doncella desvariada, pero no muere el anhelo de alcanzar ese algo tan efímero.

Ofelia sigue muriendo, a través del pincel, lente o pluma de algún artista que se ve invariablemente atraído por el fatídico destino de la prometida de Hamlet;  su figura es continuamente evocada, condenada a permanecer en el inconsciente colectivo, creando así todo un imaginario en torno a tan fascinante personaje.
A continuación se muestran algunas obras que han tenido como inspiración a la doncella caída
"Ofelia en el cristalino arroyo" de Julieta Anaut.


"Ofelia" de Carmela García.
"Submersion" de Alban Grossdidier.

Video "Chained" de la banda The XX
http://www.youtube.com/watch?v=SeWxEH9tb0c&feature=youtu.be

No hay comentarios:

Publicar un comentario