Por la máscara te conoceré


Por la máscara te conoceré
Torben Eskerod

Torben Eskerod, fotógrafo danés, ha logrado meterse en la piel de los tipos humanos muy diferentes a través de su lente de la cámara. Su género preferido es el retrato, que es capaz de dar vida en una medida inusual. Eskerod parece estar motivado por un interés en las singularidades del individuo y características distintivas, en la personalidad de las personas .
Su método de trabajo es convincente, minimalista y fuerte técnicamente. Eskerod emplea relativamente pocos efectos artísticos y una escenografía por tonos. Las personas en las fotos son en realidad sólo lo que hay delante de la cámara. No ocurre nada. Sin embargo, las imágenes están llenas de ambiente y la presencia descarada.
Por primera vez se presentó en México con la exposición “By thy mask I shall know thee” [Por la máscara te conoceré] consta de 15 grandes fotografías en blanco y negro, éstas muestran una serie de mascaras de yeso en vida, que exploran el potencial expresivo del rostro humano, elaboradas en las décadas de 1940 y 1950 por el artista y dentista Holger Winther en Copenhague. Dicha muestra se exhibió en el vestíbulo de la sala Nezahualcóyotl, del Centro Cultural Universitario, en Enero de 2011.
En aquellos años a Winther se le conocía como el dentista de la alta sociedad de Copenhague, y una vez que sus pacientes estaban en la silla de consulta les pedía hacerles una máscara en yeso para su colección particular, la cual se conserva en el Museo del Castillo de Frederiksborg, al norte de Copenhague. Además de la máscara de Blixen, figuran las de Niels Bohr, Nobel de física 1922 y la de Johannes V. Jensen, Nobel de literatura 1944.
En dicho museo fue donde el fotógrafo danés Torben Eskerod tuvo contacto con la colección y decidió realizar una serie de 15 fotografías de gran formato en blanco y negro de esas máscaras.
De acuerdo con la especialista Cecile Mejer, las fotografías exploran el potencial expresivo del rostro humano y abren preguntas acerca del grado en el que la mente humana puede plasmarse en la fisonomía de un rostro.









Fuentes:
www.difusioncultural.unam.mx

1 comentario: