APROPIACIONISMO primera parte


Este artículo esta compuesto por 3 partes.

APROPIACIONISMO – El arte en la época de la reproductibilidad técnica.

Si bien la fotografía fue “inventada” en 1839, no fue “descubierta” hasta los años 70s.

El Apropiacionismo fue un proceso de “rematerialización” en respuesta a la “dematerialización” del arte llevada a cabo por el arte conceptual. La pintura empezó a ser entendida como una pantalla neutra en la que proyectar un mundo de imágenes, en ningún caso fruto de un proceso de representación sino de presentación.

No utilizaban imágenes originales sino que tomaban imágenes ya existentes que reflejaban el mundo en el que vivían. Utilizaban imágenes que narraban una historia, o eran fotos familiares, que al ser reutilizadas perdían relación con su origen, y era esa distancia lo que les daba su significado. Como las “re-fotografías” de Prince o la fotografía de Walker Evans utilizada por Sherrie Levine, quienes comienzan a profundizar en temas como la autoría, autenticidad y originalidad, en los cuales no creían.

Lo que pretendían tales artistas era indagar en las estructuras del significado, ya que detrás de cada imagen siempre se puede hallar otra imagen.

El Apropiacionismo era un intento de revivir el pasado desde la nostalgia, por medio de un pastiche histórico. El pastiche es una técnica utilizada en literatura y otras artes, consistente en imitar abiertamente diversos textos, estilos o autores y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente.

Richard Price, Panamá, 1949.

Prince es uno de los artistas que se vale de "re-fotografías" (fotografías de fotografías) para hacer reflexionar, desde los propios parámetros del arte, de la realidad, la copia y la ficción, utilizando imágenes tomadas del mundo de la publicidad o la televisión. Es representado por Larry Gagosian (el mejor Art-dealer y galerista del mundo, todo un gurú del arte.)
Comienza a finales de los setenta a realizar series de fotografías en color de objetos de lujo, partiendo de anuncios publicitarios de relojes, joyas o bolígrafos.
Richard Prince. Untitled (jewels, watch and pocketbook). 1978–79. Tres fotografías, cada una: 50.8 x 61 cm. Solomon R. Guggenheim Museum.

Inicia así un discurso -permanente en su obra- basado en la necesidad de utilizar la reproducción artística a través de medios de difusión masiva como en sus series de imágenes sacadas de los periódicos, Three women looking in the same direction (1980), una visión irónica de los modelos arquetípicos a seguir en la sociedad contemporánea.


Pero donde más conjuga la preocupación por la propia imagen como parte de la reproductibilidad artística es en la serie Cowboy (1980-1986), donde reflexiona acerca de los mitos heroicos actuales y, en concreto, de los ideales masculinos en la sociedad norteamericana; de nuevo yuxtapone el concepto de identidad masculina con la ficción y la realidad, pues la imagen existente encierra un concepto inalcanzable, lo que para Prince representa, en sí misma, la publicidad. El Vaquero es el modelo idealizado de todo norteamericano. Malboro usó esta figura para representar la masculinidad, y después Ralph Lauren.
Richard Prince. Untitled (Cowboys). 1980. Fotografía, 68.6 x 101.6 cm. The Museum of Contemporary Art, Los Angeles.


En 1986 abandona la "re-fotografía" para realizar imágenes del mundo del cómic, mediante el dibujo y la serigrafía, donde inserta chistes fáciles como en la serie Jokes (1986-1993), con los que ofrece una visión de los deseos del hombre americano de a pie, la mayoría de las veces, centrado en referencias sexuales y tópicos de género.
Richard Prince, Drink Canada Dry (1991)


Una de sus últimas series de pinturas, Nurses (2003), realizada en gran formato, el tema principal es la figura de la enfermera, símbolo femenino que relaciona con las portadas de algunas novelas románticas y con la carga simbólica de esta figura. Su preocupación constante por los códigos de simulación, nos presenta una visión de la vida posmoderna en la que nos aproxima a estructuras literarias mediante el texto. Técnica: Scanneaba las portadas de las revistas y novelitas que se venden en los stands de USA, y las imprimía en lienzo, y luego pintaba sobre ellas con acrílico.
Richard Prince, Nurse of Green Meadow (2002)



Richard Prince – serie Publicity: indaga sobre conceptos como celebridad, identidad, autoría, propiedad, realidad y originalidad. Mucha gente quisiera ser alguien más. En esta serie, Prince profundiza sobre el valor del autógrafo (pocas de las piezas son autógrafos verdaderos y la gran mayoría son falsificados por el propio Prince). El autógrafo como signo de autenticidad.

Richard Prince. Untitled (Publicity). 1999-2000. Tinta sobre fotografías publicitarias, 20 x 50.2 cm.. Phillips de Pury & Company New York.



Cuando Apropiación y Robo son la misma cosa…
ES LEGAL????? Estas posturas me llevan a pensar en los derechos de autor y la violación de estos. Se puede pensar que un artista tiene el derecho de disponer de todo el material que está a su alrededor para expresarse, pero por otro lado, la creatividad de un artista tiene un precio y el que otro autor se apropie de su obra es una trasgresión que podría constituir un delito y llegar a la corte como en caso de Richard Prince Vs. el fotógrafo francés Patrick Coriou: (ver foto)



En el 2008 en fotógrafo Patrick Coriou demandó a Richard Price, a la Gagosian Gallery y a Lawrence Gagosian por apropiarse de 41 fotografías hechas por Coriou. Para su mala suerte, Coriou también tenía una exposición en una galería neoyorkina ese mismi mes, pero fue cancelada, ya que el dueño afirmó que no quería que la gente pensara que se estaba "colgando" del éxito de Richard Prince. Por lo que Coriou se quedó sin exposición, sin reconocimiento y ganar dinero. El fotógrafo ganó el juicio.






No hay comentarios:

Publicar un comentario