¿Fotografía o Pintura?, Chuck Close




Si damos un vistazo rápido a esta imagen y  lanzamos la interrogante ¿fotografía o pintura?, ¿que observa el espectador?. Es impresionante apreciar personalmente, en la sala de un museo o de una galería la obra de Chuck Close. Desde las magnitudes de la misma hasta los personjes que se nos presentan, de la forma más desenfadada, tal cual son ellos en la vida cotidiana, sus virtudes o defectos físicos, el detalle que tenemos de ellos en el cuadro, es magnífico.





El fotorrealismo de Close es tanto una ampliación como una reducción de la pintura. La mano del artista está subordinada a un laborioso sistema para traducir la información visual, sistema que se sirve de los mecanismos propios de la fotografía. El primer paso de Close es cuadricular el lienzo y trabajar a partir de la imagen invertida. As se relaciona con ella con total indiferencia. En ciertos aspectos su actitud se corresponde con la indolencia mecánica de la lente óptica de una cámara que invierte la imagen que proyecto. En esta obra se muestra el retrato del compositor contemporáneo Philip Glass, realizado con una pintura acrílica y aerógrafo, técnica que da a la imagien el acabado fotográfico impecable. Esta obra forma parte de una serie en la que Close aplicó varias técnicas fotorrealistas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario