Revalorización de la mirada Fotográfica


Union City Drive-in, Union City, 1993


Durante más de dos décadas, la obra de Sugimoto ha tenido una rama de desarrollo en la cual el autor se ha interesado por fotografiado cines y autocines. En estas obras, la relación de la fotografía con el cine está invertida, ya que la fotografía no es una instantánea sino que contiene en si misma una película entera. La cámara hace una fotografía que dura tanto como la película proyectada en la pantalla. Las imágenes cinematográficas se anulan mutuamente y dejan un rectángulo en blanco minimalista que domina el espacio abandonado por el publico. La claridad de la pantalla, rebosante de energía, ilumina su lóbrego entono, mientras que los destellos proyectados en el cielo le dan un carácter de continuidad. 
A través del desarrollo de estos proyectos, el autor se plantea el cuestionamiento de la lentitud de la mirada fotográfica en contraposición a la rapidez que caracteriza la vida moderna y además es uno de los temas mas recurrentes de la obra de este asiático.
Resulta interesante el planteamiento en el cual comprendemos la función que, por un lado tiene la fotografía, y por otro, medios como el cine o el video.  Uno, se valen de la captura de la imágen descontextualizada, en tanto se aparte completamente de todo entorno, y se presenta y debe ser interpretada por sí misma. Otro, es el resultado de aparentemente todos los elementos que forman parte de la escena. 
Esta mezca de ambas herramientas, su propia ambivalencia, la fusión y la mezcla de ellas, nos deja en un estado desconcertado cuando miramos la imagen y no comprendemos de primera instancia por que la pantalla de la película se encuentra en banco, vacía de imagen y, en cambio, el universo que la rodea que es nuestro propio universo, se llena de energía dinámica, poderosa, intensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario