El lado B de la fotografía

Hace una semana me encontré con una exposición de fotografías en tamaño 6x6 que mostraba una selección de imágenes, resultado de un concurso de Mextagram y un portal de noticias. 
La reflexión fue interesante: en torno a la búsqueda del soporte físico para la fotografía digital, el retorno de valores estéticos de décadas anteriores a la fotografía de dispositivos móviles actuales, como el color, las texturas o los filtros; el crecimiento de la empresa Instagram para reunir en su sitio las miles de fotos que se pueden encontrar; y finalmente, sobre el tema del reto convocado, sobre El lado B de la cotidianidad y cómo éste se ve por los diferentes participantes.
El texto que acompaña las imágenes menciona que "las tecnologías digitales han modificado al mundo, no sólo han puesto en jaque a las industrias del entretenimiento, sino incluso han transformado la manera como nos comunicamos...La fotografía no es ajena a este problema-ventaja, ya que al integrar las cámaras a los teléfonos, se abrió una ventana al mundo de la instantaneidad digital. El resultado: Instagram, por ejemplo. Una red para compartir fotografías. La nostalgia por el pasado analógico pasado por el tamiz digital, más las cámaras integradas a dispositivos móviles conectados a Internet: entonces, la mesa estaba puesta. A principios de septiembre y tras la compra de Instagram por Facebook, la red fotográfica sumó 100 millones de usuarios que han compartido más de 4 mil millones de fotos". 
Aquí sólo 9 de este mundo de imágenes.












No hay comentarios:

Publicar un comentario