La multitud se congrega en el "Caballito" de Carlos IV en busca del mejor lugar para ver el paso de Francisco I. Madero, luego de su llegada triunfal a la Ciudad de México, el 7 de junio de 1911. Comenzaba una nueva etapa en la vida política del país, misma que daría un vuelco apenas dos años más tarde.

Imagen: Col. Villasana-Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario