LA FOTOGRAFÍA URBANA

Fotografiar una urbe va mucho más allá de capturar las típicas fotografías del lugar. La urbe la crean varias cosas. Convive la arquitectura, edificios singulares que caracterizan el lugar llenando los espacios de líneas y geometrías diversas. La gente, las personas que habitan aquellas arquitecturas, que llenan de vida el espacio, dotándolo de una esencia especial que es diferente en cada una de las ciudades.

                                                     



La fotografía urbana abarca cada una de estas cosas. Contemplar el conjunto y saber resaltar cada aspecto en combinación o aisladamente es el objetivo del fotógrafo urbano.
Este campo de la fotografía goza de una gran ventaja. La ventaja de tener un mismo escenario en el que cada día, cada minuto transcurre una escena.

Las lentes angulares tienen la ventaja de abarcar un amplio campo de visión lo que nos permite fotografiar la arquitectura en todo su esplendor. Lo mismo ocurre con las lentes tele, que en el caso de fotografiar a gente le permite estar lo suficientemente alejados del motivo para no llamar demasiado la atención.
En su parte más social es volátil, fugaz. Hay momentos irrepetibles que no podemos dejar escapar, y por ello es necesario desarrollar la capacidad de observación, para de esta forma llegar a ser capaces incluso de anticiparse a la escena, predecirla, y estar listos en el momento del disparo.

La fotografía urbana es sin reglas" por excelencia. Existen parámetros estándar para la fotografía en general (la regla de los tercios, el enfoque, el formato, Obviamente esas decisiones tienen que venir acompañadas de una justificación compositiva
                                       




El fotógrafo urbano tiene que ser ágil, curioso y atento, especialmente observador. Podríamos decir que tiene muchos paralelismos con el fotógrafo de fauna y su arquitectura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario