Las fotografías más importantes de la historia.
 La fotografía ha servido como medio para contar los hechos más importantes de la historia. A veces, ha hecho tambalear sociedades enteras cambiando su concepción del mundo acerca de acontecimientos o personajes.

El Che Guevara


Esta fotografía fue realizada por Alberto Korda el 5 de marzo de 1960 durante el entierro de las víctimas de la explosión de la Coubre.
El Instituto de Art de Maryland (EE.UU.) la ha denominado "la más famosa fotografía e icono gráfico del mundo en el siglo XX". Además, es una de las imágenes más reproducidas en la historia mediante su inserción en carteles, camisetas, obras de arte, Esta fotografía se ha convertido en un símbolo universal de rebeldía en todas sus interpretaciones.

  

La agonía de Omayra

La fotografía de Omayra Sánchez, una niña víctima de la erupción del volcán Nevado del Ruiz en Colombia en 1985, ha recorrido todo el mundo. Fue realizada por el fotógrafo Frank Fournier.
Sin embargo, no representó solamente a las víctimas de la catástrofe, sino que sirvió para alzar las quejas acerca de la labor realizada por el gobierno colombiano y cambiar, aunque sólo fuera un poco, el trato a la población.


La niña de Vietnam


El fotógrafo Nic Ut, consiguió retratar el horror de la guerra a través de la figura de una niña. Thi Kim Phuc, que así llamaba, acababa de ser bombardeaba con napalm por el ejército norteamericano. La fotografía muestra la tragedia humana en su más pura esencia, por eso, y por su tremenda calidad, recorrió todo el mundo y se convirtió en símbolo de los niños víctimas de la guerra.
Ejecución en Saigon



Eddie Adams, fotógrafo de guerra, fue el autor de esta instantánea. En ella se muestra el asesinato, el 1 de febrero de 1968, por parte del jefe de policía de Saigon de un guerrillero del Vietcong, que tenía las manos atadas a la espalda, justo en el mismo instante en que le dispara a quemarropa. Adams, que había sido corresponsal en 13 guerras, obtuvo por esta fotografía un premio Pulitzer, pero le afectó tanto emocionalmente que se reconvirtió en fotógrafo del mundo rosa.

Los dos besos más famosos
El beso del Hotel de Ville

Esta fotografía, que data de 1950, está considerada como la más vendida de la historia, con unas 410.000 copias despachadas. En ello contribuyó la historia con la que fue descrita durante años: según se contaba había sido tomada fortuitamente por Robert Doisneau mientras se encontraba sentado tomándose un café con su Rolleiflex en la mano. Dicho fotógrafo acciono su cámara entre la multitud que caminaba frente a él y quedo grabada esta hermosa imagen de un par de amantes besándose con pasión mientras caminaban en medio de la muchedumbre.

El beso de Time Square



Víctor Jogensen fotografió este beso de despedida a la Guerra en Times Square el 14 de Agosto de 1945. En la fotografía se puede apreciar a un soldado de la marina norteamericana besando apasionadamente a una enfermera
La fotografía, todo un icono, es considerada una analogía de la excitación y pasión de un soldado que vuelve a casa tras pasar un largo periodo fuera y, a su vez, la alegría experimentada al acabar una guerra.

El hombre del tanque de Tiananmen


 

También conocido como el Rebelde Desconocido, este fue el apodo que se atribuyó a un hombre anónimo que se volvió internacionalmente famoso al ser grabado y fotografiado en pie frente a una línea de varios tanques durante la revuelta de la Plaza de Tian’anmen de 1989 en la República Popular China. La foto fue tomada por Jeff Widener, y se transmitió esa misma noche siendo titular en cientos de periódicos, noticieros y revistas de todo el mundo.

La imagen del rebelde fue presentada como un símbolo del movimiento democrático chino.

Acechando la muerte

En 1994, el genial fotógrafo documentalista sudanés Kevin Carter ganó el premio Pulitzer de fotoperiodismo con una fotografía tomada en la región de Ayod (una pequeña aldea en Sudan), que recorrió el mundo entero. En la imagen puede verse la figura esquelética de una pequeña niña, totalmente desnutrida, recostándose sobre la tierra, agotada por el hambre, y a punto de morir, mientras que en un segundo plano, la figura negra expectante de un buitre se encuentra acechando y esperando el momento preciso de la muerte de la niña


                                                                The Falling Man.

  



The Falling Man
Es el título de esta fotografía tomada por Richard Drew durante los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas del World Trade Center, a las 9:41:15 de la mañana. En la imagen se puede ver a un hombre caer desde una de las torres, que seguramente eligió saltar al vacío en lugar de morir por el calor y el humo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario