NACHO LÓPEZ


Ignacio López Bocanegra nació en Tampico en 1923. Estudió en el Instituto de Artes y Ciencias Cinematográficas de 1945 a 1947. Aprendió fotografía principalmente de Manuel Álvarez Bravo junto con sus influencias de Francisco Monteverde, Ricardo Razaetti, el director de cine Alejandro Galindo y el escritor Xavier Villaurrutia. 
 La parte más conocida de su trabajo fue la documental y periodística. Sin embargo, también le interesaba la arquitectura de la cual tomó también fotos para diferentes revistas y periódicos. Nacho López fue un artista de vanguardia que buscaba nuevas expectativas formales y estéticas más allá del fotoperiodismo.
Nacho López se interesó en distintas 
aproximaciones artísticas, tanto formales como 
conceptuales y encontró en la arquitectura un
 campo que le permitió realizar experimentos 
con técnicas como el collage o el fotomontaje,
y también jugar con diversas composiciones
 geométricas. Se involucró con otros 
artistas en proyectos que buscaban trascender
 distintas disciplinas.
En la década de los cincuenta, Nacho López participa en el cine y la danza, además de su trabajo fotoperiodístico, y obtiene diversos reconocimientos. Es poco conocido lo que realiza en arquitectura en esos mismos años, como las fotografías tomadas aproximadamente en 1955 a la Iglesia de la Virgen de la Medalla Milagrosa en la ciudad de México, construida por Félix Candela, en donde se apropia de la arquitectura para reinterpretarla a través de sus encuadres y composiciones. Destaca en estas imágenes el tratamiento que hace de la luz como elemento geométrico y el juego con las formas triangulares acentúa las formas arquitectónicas de la iglesia.
En 1959, Manuel Larrosa lo invita a fotografiar distintas edificaciones del fraccionamiento Lomas de Cuernavaca, en el estado de Morelos, que había construido junto con el arquitecto Guillermo Rosell.
En la parte más alta de una colina, el arquitecto Larrosa,; amigo de López; recurre al arquitecto Félix Candela para construir una capilla abierta en forma de cascarón.  Las imágenes de Nacho López, en la capilla, poseen una pulcritud formal asombrosas e incluyen tomas aéreas donde la geografía remite a un paisaje lunar. Encuadres en contrapicada desde el altar ponen énfasis en la geometría de la construcción y aumentan la percepción del tamaño de la cruz que antecede la entrada y las vistas de perfil recuerdan más un ambiente futurista y de ciencia ficción que un recinto espiritual. Además, trabaja con formas circulares, ovales y curvas, destacando, de este manera, la forma de la edificación.
Para la revista Artes de México (diciembre de 1964), dedicado enteramente a la ciudad de México estaba ilustrado con imágenes de Nacho López.
Se han publicado algunos libros de la obra fotoperiodística de Nacho López. En ellos vemos a un fotógrafo que retrata al pueblo mexicano en sus costumbres. Las razones por las que la obra de Nacho López sobre arquitectura no fue incluida no son claras. Será el Estado mexicano el que, a través de sus diversas dependencias, dará amplia difusión a esos ejercicios creativos de 1958 a 1964.
Cabe resaltar su fotoperiodismo para revistas mexicanas como Pulso, Mañana, Hoy, Rotofoto, Presente y Siempre! En ese tiempo, las revistas con imágenes fueron el principal recurso de información cultural. Sus fotos son una especie de denuncia y crítica social del momento. Sus fotografías tienen un rasgo de exotismo, propio de la época, que presentaba ciertos estereotipos mexicanos.
El centro de la imagen tiene varios artículos que ahondan en sus temáticas y su características formales. Luna Córnea publicada en 2007. La pueden ver completa en línea.



Nacho López


No hay comentarios:

Publicar un comentario