Una nota de Lola Álvarez Bravo sobre Edward Weston

Como complemento a los textos leídos en clase, decidí pertinente compartirles un fragmento de un libro acerca de la obra de Lola Álvarez Bravo en donde se menciona de viva voz de la artista su opinión del fotógrafo Edward Weston y de su pareja Tina Modotti:

"...Gracias a esos avances y al giro que necesariamente dio la fotografía, fueron
apareciendo cosas nuevas, enfoques distintos, apreciaciones diferentes de lo que
teníamos como material, es decir, nuestra realidad. Por ejemplo, la fotografía que hizo
Weston de un excusado, una fotografía que incluso llegó a escandalizar. Si se fija uno
bien, descubre que la forma es muy bonita y que hay un reto muy importante: los
blancos. Los blancos son muy difíciles de fotografiar, sobre todo si se quiere conservar
la diversidad de las curvas, los medios tonos que adquieren en la fotografia. Pienso que,
antes que nada, a Weston le pareció un objeto bello, muy bello de forma, igual que el
chile poblano que fotografió. Pero que también la situación ya estaba dada para que
un fotógrafo como él tomara una foto de un excusado, aun a pesar de las posibles
críticas escandalizadas. Era un individuo que siempre estaba tras la forma, un
fotógrafo abstracto siempre en busca de la forma. Creo que eso era lo que lo motivaba,
pero era el momento también en que la fotografía salía a fijarse en esos pequeños
objetos llenos de riqueza. El ojo de Weston estaba muy hecho a la plástica, a la
plástica abstracta. En cambio el de Tina Modotti estuvo hecho a la plástica abstracta y
en su trayectoria ideológica fue cambiando su técnica y su emoción abstractas, que
volvió ricas y llenas de estética, por el servicio de su lucha y de su ideología..." (p. 18)








Bibliografía: Cardoza y de Aragón, Luis, et.al, Lola Álvarez Bravo, Reencuentro Fotográfico, México, Penélope, 1982.

No hay comentarios:

Publicar un comentario