Cindy Sherman: Empatía o Crítica


En su carrera de más de 30 años, Cindy Sherman fanática del disfraz, la fantasía y la transformación, utiliza su afinidad por la fotografía  para explorar y exponer diversas inquietudes sobre su cultura y sus tiempos. El lenguaje visual de Sherman nos ofrece una oportunidad  de descubrir los cuestionamientos que ella plantea, haciéndonos partícipes de ellos  al  ponernos continuamente ante la disyuntiva de que su interés proviene de un lugar de empatía o de crítica.

     Es evidente que un tema importante en el trabajo de Sherman es el cliché de la mujer de nuestros tiempos pero a través de este tema, pone en cuestión mucho más: desafía los límites de la fotografía al explorar formatos de gran escala; se mofa de la naturaleza de la representación/retrato a lo largo de la historia del arte; reta la relación del artista con el retratado al convertirse en ambos; provoca un cuestionamiento sobre el artista como entretenedor en la sociedad contemporánea;  re-significa la máscara, el humor y el cuento; desafía la relación de apariencia con el interior psicológico al adentrarnos en la historia de sus personajes. Exploramos a través del trabajo de Sherman, como la imagen  produce y comunica estereotipos; como la imagen participa en la cultura, el consumo y la ideología de una sociedad pero todos estos enfrentamientos con el trabajo de Sherman dejan en el aire la pregunta: ¿es por empatía  o por crítica?

     Como mujer y contemporánea de Cindy Sherman, me interesa su preocupación por retar la imagen de la mujer como fetiche sexual y por explorar la tragedia de la desintegración física.  Su presentación de lo decadente y lo grotesco en sus retratos, más allá del tema de género, parece ser una reflexión relevante sobre el panorama cultural y político de nuestros tiempos….mis tiempos.  El genio de Cindy Sherman  atrae y mantiene cautivo al espectador y en mi caso sopesando si la motivación de Cindy es de criticar o proviene de una empatía con los caracteres que nos expone.  Los personajes de Sherman nos relatan sobre ellas, sobre nosotros mismos y sobre nuestra sociedad haciéndonos cómplices de la ¿critica o reflexión empática?


No hay comentarios:

Publicar un comentario