ROBERT FRANK


Robert Frank nació en Zurich en 1924.
Su infancia y adolescencia las vivió en su país natal.

comienza su aprendizaje con fotógrafos como Hermann Segsser, Michael Wolgensinger o Victor Baverat.
Suiza se convierte en un mundo estrecho y zarpa rumbo Nueva York.
Las fotos de sus primeros años en Nueva York no muestran sorpresa por la gran ciudad y su variedad de estímulos visuales, comparada sobre todo con la de los monótonos montes suizos, que es captada con una estética aun bastante diferente a la The Americans, pero que la preludia.
En 1947 conoce a Louis Faurer, fotógrafo cuyo trabajo influye a Frank. Ese mismo año trabajó en Harper's Bazaar por unos meses.
Viaja por Perú, Bolivia, España y Francia, utilizando ya una cámara Leica.
En 1950 regresa a Nueva York y participa en 51 American Photographers, exposición del MOMA organizada por Steichen.
En 1953 y 1954 conoce Walker Evans y el poeta Allen Ginsberg.
El primero se convirtió en un referente en la obra fotográfica de Frank.
El segundo fue su puerta de entrada en la beat generation, una de las claves para entender su siguiente proyecto: durante 1955 y 1956 recorrerá, tomando fotografías, los Estados Unidos con el soporte económico de una beca de la John Simon Guggenheim Foundation.
El trabajo de esa épocadará como resultado uno de los libros más influyentes de la fotografía del siglo pasado: The Americans.
Abandona la fotografía de 1960 hasta 1972 y desde entonces se convierte en una forma de expresión ligada a un mundo más privado y emocional.
La muerte de su hija Andrea en 1974 es vivida por Frank como un acicate en esa nueva dirección de su obra.
Ya en 1972 había publicado un libro que va a suponer un viraje hacia la intimidad de su vida cotidiana.
Se trata de The Lines of My Hand, un catálogo de fotografías autobiográficas.
Les dejo una interesante entrevista que le hicieron hace algunos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario