Alex Dorfsman. Fotografía mexicana contemporánea

La relación entre lo real y lo ficticio, y la confusión visual para construir realidades de un mundo, son algunas de las características que identifica la obra de Alex Dorfsman; para él las formas abstractas son elementos abiertos a la interpretación, es decir, una pieza se conforma desde cómo y desde dónde representa su propia realidad.


La información sobre el lugar y la forma en la que son captadas sus imágenes resultan importantes para su proceso artístico pero no necesariamente determinantes para el espectador. En sus palabras la fotografía  es "una herramienta para capturar algo que está allí" pero afirma que, más allá de la tecnología, todos tenemos el derecho de "sorprendernos de todo, de la mente, de la naturaleza y darnos cuenta que importantes son los sentidos"

Su obra 3 pausas rumbo a Nikko se presenta actualmente en la Galería Patricia Conde y forma parte de Archipiélago, proyecto que aún sin terminar, el artista cuenta que tal vez jamás concluya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario