David LaChapelle más allá de su extravagante fotografía de moda.

Conocí la obra de David LaChapelle en 2009 cuando su exposición "Delirium of Reason" se presentó en el Antiguo Colegio de San Ildefonso y el fotógrafo hizo una aparición en la Universidad de la Comunicación, donde mi hermana se encontraba estudiando en ese entonces. Una primera impresión que LaChapelle dejó en mi fue que era demasiado extravagante y que la cantidad de saturación de los colores de sus obras era excesiva para mis pobres ojos. Casi 5 años después, decidí revisar de nuevo su producción para encontrar que no solo ha fotografiado a varias decenas de artistas y celebridades entre las que no extraña encontrarse a Lady Gaga y Madonna, sino que también ha logrado convertirse en un hito de la fotografía de moda a partir de su debut en la década de los 80.
    LaChapelle inició su recorrido en las galerías de Nueva York, donde atrajo la atención de Andy Warhol quien le ofreció un empleo de fotógrafo para Interview Magazine. Sus fotografías tuvieron una crítica positiva y de allí su fama se disparó para dejarle camino abierto en el mundo del advertising. Actualmente no solo trabaja con fotografía, sino que se ha convertido en una figura multimedia al intervenir en dirección de videos musicales, eventos teatrales y a la direccion de films documentales.
    Sin embargo lo que es verdaderamente sorprendente de reencontrarse con su obra, es que LaChapelle logra ir más allá de los brillantes colores y rostros famosos, gracias a las composiciones y temáticas que maneja en algunas de sus colecciones personales. Combinado de mensajes y conceptos de crítica social y política, el fotógrafo se aparece casi burlándose del mundo plástico que lo rodea y que le ha otorgado su renombre.

Icarus

Thy Kingdom Come

Would-be-martyr and 72 virgins

No hay comentarios:

Publicar un comentario