La estética de la catástrofe

Enrique Metinides inició a la edad de 10 años tomando fotografías para notas rojas del periódico, las cuales se caracterizan pos su crudeza y el morbo que pueden generar. Logró publicar su primera fotografía a la edad de 12 años, lo cual le valió el apodo de "El niño". A lo largo de su vida trabajó para el periódico La Prensa y para la Cruz Roja Mexicana.

Es verdad que las notas rojas y las fotografías que las acompañan son muy criticadas por su crudeza y el llamado amarillismo, pero el trabajo de Metinides tiene algo muy especial y particular, pues no sólo nos muestra a través del lente de su cámara ese lado tan despiadado, cruel y violento tan latente de la Ciudad de México que se trata de esconder y que sin embargo nos encontramos con él en cada puesto de periódico, sino que también en sus fotografías uno puede apreciar una belleza que no se describe por lo retratado, sino por las composiciones y encuadres que logra. 


Pareciera que sus fotografías, en lugar de tratarse de simples retratos de un suceso que acompañará una nota amarillista, fueran en realidad escenas que fueron creadas para ser retratadas por el lente de Metinides, como si todo fuera parte de un set de grabación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario