Animal Portraits

Como respuesta a los constantes ataques que la fotógrafa Jill Greenberg recibió después de End Times, su serie más famosa, en la cual fotografía a niños llorando, ésta se volcó a retratar animales en una especie de analogía a toda la violencia que recibía por parte de los humanos, fue así como surgió la idea de la serie Ursine en la que retrataba a osos en todo tipo de actitudes, desde las más tiernas hasta las más amenazantes, pero esta no es su única serie con el tópico de los animales, también cuenta con la serie Horse, en la que retoma su obsesión de la infancia desde un punto de vista crítico y la serie Monkey Portraits en la que retrata a simios con actitudes muy humanas, otra serie que le ha valido la crítica del público, cosa que ella esperaba generar con este trabajo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario