La fotografía en la Biennal del Whitney



Recientemente y hasta el próximo 25 de mayo tendrá lugar la 77ª Biennal del Whitney. La Biennal será la última que se llevará a cabo en el edificio del Museo de Whitney de Arte Norteamericano, ubicado entre el número 945 de la avenida Madison y la calle 75 en Manhattan, Nueva York. 

Como hemos visto en la historia de la fotografía, no fue hasta las primeras décadas del siglo XX cuando se empezó a considerar el medio fotográfico; como una de las diversas manifestaciones artísticas, junto con la pintura y la escultura. Estados Unidos, siendo uno de los primeros países en considerarlo dentro de las categorías estéticas, exhibiendo imágenes fotográficas en galerías y museos para más tarde formar un departamento dedicado únicamente a la fotografía.

No obstante, ya han pasado varias décadas desde entonces; con la facilidad con la que manejamos una cámara fotográfica en la actualidad para más tarde retocar la imagen en photoshop, cualquiera podría considerarse un fotógrafo. Y es precisamente por esa razón, por la que hoy más que nunca, los críticos e historiadores del arte se han preguntado si la fotografía tiene algo más que aportar al arte.

Ahora si hoy en día nos resulta tan fácil manejar la técnica fotográfica entonces sería pertinente preguntarnos: ¿Qué es lo que distingue a estos fotógrafos del resto de nosotros los individuos comúnes y corriente? Pues su capacidad de problematizar la imagen y el medio que las produce.

Sin embargo, en la última edición de la Biennal del Whitney, la sección de fotografía se encargarcado precisamente de mostrar lo contrario. A través de la obra de siete artistas emergentes, en la que es posible verse además de las nuevas tendencias, la dirección a la que se dirige el medio de la fotografía.

Quisiera destacar dentro de los siete fotógrafos que presentaron su obra, a dos de ellos por su visión auto-analítica de la historia de el medio fotográfico.

Sarah Charlesworth

La fotografía en sí misma la temática principal de la obra de esta artista femenina; quién murió inesperadamente el año pasado. En el díptico invertido, es posible apreciar la imagen de la cámara de visión con su fuelle extendido en positivo y negativo; imitando los efectos del lente y el negativo que muestra una imagen referencial que cuestiona el acto de mirar; una cuestión  que la preocupó en toda su vida.


Sarah Charlesworth, Camera Work, 2009, two chromogenic prints, each mounted and laminated with lacquer frames.

THE ESTATE OF SARAH CHARLESWORTH. COURTESY THE ESTATE OF SARAH CHARLESWORTH AND MACCARONE, NEW YORK. ©THE ESTATE OF SARAH CHARLESWORTH.

Zoe Leonard

Este artista que creó una Camera Obscura del tamaño de una sala, pone como premisa el hecho de que la fotografía no es sólo un medio relevante dentro del arte sino que además es una herramienta imprescindible para observar la Biennal. A través de un lente del tamaño de la palma de la mano, instalado en el ventanal frontal del edificio, la avenida Madisón (en la cual se encuentra ubicado el museo), se proyecta al revés en las paredes de la galería, convirtiendo el museo en sí en una cámara.



Zoe Leonard, 945 Madison Avenue (installation view), 2014, lens and darkened room.
COLLECTION OF THE ARTIST. COURTESY MURRAY GUY, NEW YORK AND GALERIE GISELA CAPITAIN, COLOGNE. PHOTO: BILL ORCUTT.

http://whitney.org/Exhibitions/2014Biennial




No hay comentarios:

Publicar un comentario