Paul Smith, un ilusionista

Este fotógrafo ha posado su vista  en  un pequeño pueblo de Estados Unidos, encantador, mágico, que te remite a una época de principios del siglo XX. A simple vista la sencillez de estas fotografías puede no llamar mucho la atención del espectador, pues se creería que solo son simples imágenes que recuerdan momentos cotidianos de ese entonces; pero existe algo curioso y extraordinario en ellas, y es que este pequeño pueblo no es real.



Smith es un fotógrafo estadounidense obsesionado con recrear la ciudad de su infancia, el nació y creció en Elgin Park, Pensylvania, y hace ya algunos años comenzó a construir maquetas de su ciudad tal y como la recordaba de su infancia. Construye modelos a escala y tiene un gran  interés por los detalles, que es evidente en las fotografías, lo que empezó como un pasatiempo se convirtió en arte; él artista dice que no es una copia exacta pero la esencia de sus mini creaciones logra captar y transmitir el sentimiento de sus memorias vividas en ese lugar.



Ninguna de las fotografías ha sido editada, todas fueron hechas con un pequeño truco que consiste en escoger el fondo adecuado a la maqueta para conseguir que en conjunto se vea real. Smith cuida mucho cada detalle de la fotografía para que no parezca una simulación, desde la iluminación de los edificios hasta el clima de la ciudad, todo para conseguir el efecto deseado, la realidad.





Su sitio oficial: http://www.visitelginpark.com/index.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario