Manifestantes muy al estilo de Edward S. Curtis


Manifestantes muy al estilo de Edward S. Curtis

Esta semana por fin se inaugura el tan esperado Mundial de Futbol 2014 en Brasil. Todos nos hemos enterado por los medios de información impresos y electrónicos de la serie de manifestaciones en contra de este evento debido a, entre otras cosas, al reclamo de la población por la cantidad de dinero público invertido en la habilitación de la infraestructura para el óptimo desarrollo del evento. La protesta tiene ciertas peculiaridades, como el hecho de que los ciudadanos utilizan indumentaria y armas de pueblos nativos de la amazonia. Los enfrentamientos con la policía han sido constantes y variados y por lo que sabemos no han llegado a eventos lamentables. 



Las imagen previa atestigua la gran polaridad entre los manifestantes y policías encargados de ahuyentar las manifestaciones donde, hasta el momento, no ha ocurrido algo de gravedad al esparcir a las masas. En una época global, esta noticia es del conocimiento de todos los países, y muchos han declarado su solidaridad con las protestas, así como otros sectores han rechazado estas manifestaciones.

La imagen apunta un joven manifestante con un arco cerca de unos de los estadios sede del Mundial. El reclamo es claro: ¿Por qué invertir cuantiosas cantidades de dinero público para un evento cuando hay otras necesidades básicas que no están cubiertas? Si los grandes beneficiarios en las justas mundialistas son siempre las empresas transnacionales y televisoras ¿por qué no hacer oficial que el país sede del mundial en turno obtenga una proporción de los beneficios económicos y que estén etiquetados para los sectores de salud, educación y desarrollo social? La protesta a unos cuantos días del mundial sigue estando presente y tomando otras formas como la huelga de los trabajadores del metro en Sao Paulo, ¿podrá la protesta hacer que se consideren estas peticiones legítimas y que el mundial no solo llene los bolsillos de las transnacionales? ¿Podrá la protesta cambiar este esquema que beneficia solo a unos cuántos? Ya lo veremos.



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario