Narco mexicano: muy a su estilo


Narco mexicano: muy a su estilo

En la administración del presidente Felipe Calderón (2006-2012) se agudizó el problema del narcotráfico y las múltiples manifestaciones de violencia que genera en diversos ámbitos de la sociedad, y por todo el país. El expresidente no tenía claro cuál sería su bandera que iba a defender en su sexenio y comenzó por autoproclamarse “el presidente del empleo”. Ya en su segundo año de gestión, de la nada, comenzó con un discurso para legitimar su cuestionado triunfo electoral a través de una llamada “guerra contra en el narcotráfico”.
Los resultados fueron desastrosos, y hasta el día de hoy, no parece que el estado haya ganado tal guerra. Una de las tantas cuestiones preocupantes es que el grado de violencia se volvió sanguinario, inhumano y exhibicionista. Lo peor de todo es que muchos mexicanos se comenzaron a acostumbrar a ver cuerpos colgados de puentes, cuerpos despedazados insertos en bolsas, contenedores, o simplemente arrojados al pavimento. 



Fuente: Christopher Vanegas, La Vanguardia/El Guardián, 2013.
La imagen seleccionada expresa esta violencia a través de cinco cuerpos colgados en un puente de Saltillo Coahuila, al parecer, son resultado de ajustes de cuentas entre bandas de narcotraficantes. Ese fue precisamente el argumento y explicación que la administración calederonista refería ante los más de 60,000 muertos a causa de esta guerra mal planteada e instrumentada. El hecho es que esta violencia continúa y que el seguimiento mediático ha cesado un poco, lo que no quiere decir que este problema se haya solucionado. ¿Quién está ganando la guerra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario