Fotografia en la primera guerra mundial

Durante la Primera Guerra Mundial la presencia de corresponsales en los campos de batalla estaba prohibida y, sólo tras una estricta selección, algunos conseguían el permiso para fotografiar las trincheras. “un fotógrafo militar, acreditado por las autoridades oficiales, después de semanas en el mejor de los casos, recibirá una tarjeta confirmando su autorización y una banda blanca para el brazo en la que aparece señalado como Fotógrafo de Prensa”. Esta noma fue estrictamente seguida por las líneas francesas y alemanas.


Como afirma Gidal: “Cualquier intento de exteriorizar la verdadera cara de la guerra habría sido considerado como una puñalada por la espalda del Estado para el ánimo oficial en tiempo de guerra”. Esta mezcla de patriotismo y censura dificultó el trabajo de los reporteros y fueron pocos los ejemplos de imágenes en el frente, para cuya realización los fotógrafos se jugaron literalmente la vida.



Articulo completo:  https://reportajegrafico.wordpress.com/2-foto-en-guerra/revoluciones-rusa-y-mexicana/


No hay comentarios:

Publicar un comentario