MAN RAY O DE CÓMO FOTOGRAFIAR DADÁ

La cámara surgió después de una serie de esfuerzos por retratar la realidad, sin embargo su nacimiento no estaba acompañado de una declaración estética o de una serie de reglas que garantizaran que la fotografía fuera artística. Se convirtió en la muleta de las artes plásticas y responsabilizando a la máquina (la cámara) como el creador, por lo tanto desacreditándola como creación humana y por tanto como creación artística.
Poco a poco, entre archivos de miles de fotografías o fotopinturas surgían unas imágenes que, sin estética de pintura, reflejaban un contenido estético, un nuevo lenguaje de lo bello que partía de la comprensión de la instantánea y la composición previa al positivo. Esto requería una visión particular, un ver fotográficamente y esto es algo que Man Ray comprendió al ver sus pinturas retratadas.
Man Ray vio sus pinturas muertas, convertidas en un registro bibliográfico que habían perdido su cualidad estética, su composición colórica y decidió fotografiarlas él mismo, así dominó la técnica y creo una composición para la pintura y una para la fotografía: “pinto lo que no puede ser fotografiado, fotografío lo que no quiero pintar”.
La base de sus fotografías está en Duchamp, al declarar un objeto cotidiano como un objeto artístico, la presencia del urinario resuena en la conceptualización del arte y establece que todo es arte, de aquí que Man Ray fotografiara objetos cotidianos, objetos de consumo, objetos que, tarde o temprano, configuran la vida del hombre moderno.
Man Ray viaja entre fotografía y pintura, entre dadá y surrealismo y en realidad aparece, muchas veces como protodadaísta, pero insistir en clasificarlo es como insistir en la discusión de qué hace al urinario arte.
Las principales ideas sobre las que Man Ray trabajó son las siguientes:


  1.  La idea que motiva una obra de arte es más importante que la obra de arte en sí misma.  Un ejemplo claro de esto es su fotografía Noire et Blanche, se trata de dos cabezas, dos caras, una humana y una máscara africana, ambas ovaladas, ambas con la misma expresión pero contrastadas por el color, estableciendo que, el conflicto social por motivos raciales se reduce a una cuestión de iluminación e imaginería estética, sintetiza los prejuicios en una composición en “L” que ridiculiza lo que se pensaba, hasta el momento de las diferencias raciales.
  2. diferencia de Stieglitz, a quien admiraba, él no aspiraba a ser un artista de la fotografía, o no por lo menos un artista declarado, va del arte a la vida, de la documentación del arte a la documentación de los eventos de intelectuales.
  3.  No siguió al surrealismo, pero alimentó al surrealismo
Entre muchas de las cosas que hizo Man Ray están las rayografías que conseguí al exponer objetos directamente sobre un papel fotosensitivo y luego exponerlas a la luz. Una de las más importante es el beso, hecha en dos momentos: primero un par de manos, después un par de cabezas, posicionadas una encima de la otra creando una composición con capas, un beso más allá de lo físico, un beso en sombras que al mismo tiempo sugiere interioridad.
¿Qué buscar en Man Ray? Nada y todo, nada desde dadá, pero dadá está muerto, o por lo menos no se sabe si continuó. Todo, todo en el concepto de la imaginería fotográfica que creó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario