Richard Avedon desde la equivalencia

El mostrar fotográficamente supera el objeto expuesto, existe una significación que se construye metafóricamente desde la imagen y que, entrelaza entre la fotografía y el espectador un juego de referentes, signifcados y significantes, esto permite atribuir niveles de equivalencia en el quehacer fotográfico, pero cuando vemos las creaciones de Avedon estamos frente a objeto/sujeto cuya significación también implica el reconocimiento del peso cultural que tienen.
Vemos a Warhol, pero no el artista colorido, sino el artista dolido, al faceta de Warhol después del disparo expone sus cicatrices y genera una doble metáfora: la del artista modificado, la vulnerabilidad del cuerpo cuyo fin siempre es mortal y, por otro lado, la Andy Warhol como objeto de arte, el artista mismo es el objeto creado, intervenido involuntariamente y dejándonos ver su plasticidad humana.



La relación con Warhol se complica más al ver las imágenes de Richard Avedon, frente a nosotros, ambos nos muestran a las mismas celebridades: Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor, etcétera, pero no estamos en una relación sujeto/objeto sino meramente frente al objeto. La idealización de aquellos que pertenecen a Hollywood, los modelos que creamos a partir de ellos, la vida que les creamos los convierten en elementos ficcionales, Warhol lo dijo: no son famosos por ser maravillosos, sino que son maravillosos por ser famosos. No vemos cicatrices, no vemos vulnerabilidad, sólo una imagen perpetuada que representa: el perfecto sex symbol sin ideas, la imagen de la bondad y el perfecto sex symbol talentosos. Los referentes para lograr la equivalencia no son nuestros, sino de los medios que los han construido, en una retroalimentación en donde el espectador ve y se alimenta del mito y le devuelve eso mismo a la fotografía, se tratan de objetos idealizados que nunca han de decepcionar y cumplir con un estereotipo de la perfección, pero es una perfección arbitraria impuesta por leyes basadas en tendencias que van y vienen, las musas inmortalizadas se convierten en reflejo del cánon de su época y de un momento que sólo existe en la mentalidad de los fanáticos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario