Homenaje a Marc Lagrange


La obra del fotográfo belga Marc Lagrange (1957-2016)

Homenaje después de su fallecimiento en un accidente en España

 

Marc Lagrange, fotógrafo nacido en 1957 en Kinshasa, Congo, de origen belga con una gran cantidad de imágenes con las que nos deleita en la web, y con un estilo que refleja su elegancia, sensualidad y belleza y que recuerda rápidamente a grandes fotógrafos como Helmut Newton,Ellen Von Unwerth, o Peter Lindbergh. Marc aportó una feminidad sensual a un nivel superior, con muchas de sus obras reflejando un ambiente claramente sexual sin ser explícito. La belleza y el erotismo caminan en perfecta harmonía a través de la visión de este fantástico fotógrafo.
 
 
 
 
Lagrange terminó su carrera de ingeniero en los años 90 para dedicarse a su verdadera pasión: la fotografía. Su tema favorito rápidamente cambió a las mujeres, eligiendo modelos con grandes personalidades que se puedan reflejar en sus fotografías. Los ojos y los gestos hablan un lenguaje más claro que las palabras y por eso le gusta trabajar con bailarines, actrices o modelos muy experimentadas. Esto, junto con sus técnicas de iluminación, le dan a su obra una mirada cinematográfica donde se respira una paz intrínseca y un distinguido ambiente melancólico.
Marc Lagrange siempre obtuvo lo mejor de sus modelos y estaba empeñado en exponer la belleza pura que reside en todas las mujeres. El erotismo que respiran sus trabajos es delicado y elegante, envolviendo sus musas en colores sepia, combinaciones de grises o en blanco y negro principalmente, aunque también encontramos muchas obras en color. Todas tienen en común una singular belleza, el resto de las características de cada imagen (origen étnico, ropa, maquillaje o joyería) dependerá de un resultado visual objetivo, jugando con esos factores y actuando como un director que crea situaciones más o menos eróticas pero que sorprende constantemente.
 
 
Marc Lagrange, Caviar Girls
Lagrange sigiuó utilizando la vieja técnica de las Polaroids, aunque ultimamente prefirió utilizar grandes tamaños de placas fotográficas (20 x 25 centímetros) que le garantizaban el contraste y la atención al detalle que él persigió. Con un encargo seguido de otro a la máxima velocidad, Marc continuaba trabajando en su obra personal en su estudio - una ex fábrica de muebles en el centro de la ciudad de Antwerpen. Para obtener estos resultados, la belleza de las modelos y la habilidad técnica del artista no son suficientes, tiene que haber una especie de “complicidad” entre los dos, un sentido de confianza mútua que solo se puede lograr con el contacto personal y la conversación.
 
 
Marc Lagrange¨, Banana Split.
 
Marc Lagrange dividió su trabajo en series temáticas. Él buscaba un lugar adecuado e investigaba todas las posibilidades estilísticas: retratos individuales o grupos, imágenes eróticas o escenas irónicas, atemporales y contextuales. Sus inspiraciones eran  muy diversas: desde la publicidad hasta mundo del cine, de los iconos de la moda a el mundo del diseño. Otra más que clara influencia en sus composiciones fotográficas es el cine, sus imágenes estaban estrechamente relacionados con los sets de filmación, cada imagen era una escena en si misma y todas juntas bien podrían formar una película.
Marc Lagrange nos deja una fantástica galería donde podemos dar un intenso repaso a sus obras, y una sección llamada “movies” que como su nombre indica son filmaciones de sus distintas series y diferentes backstages muy aconsejables de ver, al igual que toda su obra que nos mantendrá entretenidos y fascinados un buen rato. También cuenta en con varios libros editados con sus fotografías.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario