Tina Modotti: la fotógrafa revolucionaria.



Nacida en 1869 en Italia, la fotógrafa Tina Modotti vivió una vida extraordinaria: Primero como actriz de cine silente en Hollywood;  luego, formada por el sobresaliente fotógrafo norteamericano Edward Weston. Fue contemporánea  de Frida Kahlo, Diego Rivera y Julio Antonio Mella en el México de los  años veinte. 

Aunque Tina partió de los mismos supuestos estéticos que Weston - preferencia por la composición de la imagen y rigurosa construcción formal - muy pronto logró concebir un estilo muy personal, otra forma de apropiarse del objeto o sujeto fotográfico. 

Tina se enamoró del país azteca, donde vivió sus años más plenos. Dejó vastísimos testimonios de la vida del pueblo mexicano. Les dio vida imperecedera a obreros, albañiles, campesinos, madres con hijos, madres amamantando a sus críos y niños callejeros. 





Inmortalizó los símbolos de la revolución internacional y de la Revolución Mexicana con diversas combinaciones de la hoz, el martillo, una mazorca de maíz, una guitarra y un sombrero mexicana. Cuando viajó a Oaxaca captó la belleza y la dignidad de las mujeres de Tehuantepec.



A finales de 1929 realiza una exposición personal en la Biblioteca Nacional, en cuyo catálogo da a conocer su manifiesto: "Me considero una fotógrafa nada más, y si mis fotografías se diferencian de lo que generalmente se hace en este terreno, es porque justamente trato de no producir arte, sino fotografías honestas sin trucos ni manipulaciones, mientras que la mayoría de los fotógrafos buscan todavía los efectos artísticos  o la imitación de otras expresiones plásticas... No se trata tampoco de saber si la fotografía es arte o no; de lo que se trata es de distinguir entre la fotografía buena y la mala".

www.scielo.org.mx/pdf/aiie/v30n93/v30n93a9.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario