Guda Koster

Con sus instalaciones, esculturas y fotografías, la artista holandesa Guda Koster transforma el cuerpo humano y le da una nueva identidad a sus personajes o a sí misma, usando la ropa como la principal forma de arte visual, patrones y colores para crear historias surrealistas. Es el atuendo lo que define la vida diaria, nuestra posición social, la interacción con otros y como nos vemos a nosotros mismos. Frecuentemente exagerada, con toques de humor, la realidad es distorsionada o, mejor dicho, ingeniosamente organizada en códigos y significados que podemos descifrar al enfocarnos en el escenario o en las telas que la misma artista suele coser.

La ilusión y contraste entre lo que es visible y lo que es invisible es también algo con lo que a Guda Koster le gusta jugar. La imposibilidad de ver el rostro de los sujetos, cubiertos con pequeñas casas, formas geométricas o ciertas cargas de naturaleza social o religiosa, borra los límites entre el hombre y su contexto, aumenta el misterio y el apetito de aprender más, ofreciéndole a la obra un valor universal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario